top of page

Irrupción de hombres armados en ‘El Heraldo’

En horas de la mañana un lunes 27 de marzo, irrumpieron al ‘El Heraldo’ un grupo de hombres exigiendo hablar con la directora de la editorial, Ericka Fontalvo.


Redacción: Fabiana Duque

Sede de ‘El Heraldo’. Fotografía: Cortesía

Una visita no casual se dió el lunes en el que cinco hombres, algunos armados, llegaron a la sede ‘El Heraldo’ pidiendo una entrevista con la directora, Érika Fontalvo. Entre estos personajes, dos se identificaron como Alberto Henao Peralta y Alexander Martínez Orozco, quienes decían ser periodistas del Congreso de la República y afirmando tener un mensaje de Digno Palomino, presunto jefe de la banda criminal 'Los Pepes'.


Este hecho llamó la atención de medios de comunicación y las autoridades gubernamentales ya que días después se reveló que de las cinco personas, dos eran protegidos de la UNP (Unidad Nacional de Protección) siendo estos tres restantes escoltas. Sin embargo, la UNP anunció vía Twitter:

"La UNP le insiste a sus protegidos que ellos son responsables del uso de las medidas y esquemas de protección y, que le corresponde a las autoridades de justicia investigar y determinar los asuntos judiciales en que se vean comprometidos."

Por otro lado, el profesor e investigador de la Universidad del Norte, Luis Fernando Trejos, manifiesta ante este caso:


"Con esto se prenden alarmas con respecto al uso que están haciendo ciertos individuos con la protección que les está brindando el Estado. Y cómo llevaban un mensaje con una disidencia de ese grupo ilegal, es aquí donde esto hace ruido porque, que hace una persona que recibe protección del Estado, ¿haciendo lobby a un criminal que está condenado?".

Además, Trejos resalta que esta situación genera dudas debido a que utiliza los medios de comunicación no para una gestión de liderazgo social, comunitario o actividad política, sino para la amplificación al mensaje de un delincuente.


"Hay una percepción generalizada en la ciudadanía de que las autoridades locales han sido desbordadas por la criminalidad, es decir, se desconfía en la capacidad que tiene el Estado para garantizarle seguridad en el ciudadano en este caso, Barranquilla."

Este suceso no solo genera temor en los medios de comunicación, sino también en los periodistas pudiendo llegar a ocasionar la autocensura, en el que estarían en busca de evitar este tipo de suceso.

Comments


bottom of page