Invadiendo corazones, un grupo de jóvenes que ha marcado grandemente zonas de la Guajira.

Autor: Manuel Cuentas


La idea de una joven Maicaera que inundó el corazón de muchos Guajiros con su amor y aporte.



Dentro del municipio de Maicao - La Guajira, un grupo de jóvenes & adultos maicaeros identificados como “Invadiendo corazones”, dedican gran parte de sus días a comunidades indígenas, hospitales y colegios del departamento con ayudas en alimentación y sensibilización ciudadana.


Invadiendo Corazones es un proyecto sin ánimo de lucro que ayuda a diferentes comunidades, niños y jóvenes en vulnerabilidad con casos de salud o educación. En todo caso, vela por el bienestar de cada una de las personas ubicadas dentro del departamento de la guajira, sin importar su nacionalidad, genero e identidad.


Comenzó a principios de Septiembre del 2018, cuando después de hacer un breve análisis de la situación que presentaba el municipio de Maicao, Localidad fronteriza con Venezuela, Daniela Cuesta (Lider social del proyecto), decidió reunirse con un grupo de jóvenes aledaños a su hogar para comenzar a colocar en marcha la creación de estrategias que ayudarían a cada una de estas personas encontradas en un bajo estado de alimentación, salud y demás casos relacionados.

Sus primeras obras comenzaron en Parques y plazas del municipio en donde compartían tardes con jóvenes, niños, ancianos y adultos. repartiendo alimentación, vitaminas, ropa y calzado.

Recorrido a todo este tiempo 2018 - 2019, esta comunidad de jóvenes llegó a tomar gran reconocimiento por su labor en el departamento, tomándose así hospitales y colegios para sensibilizar con un único mensaje “No están solos” y robarles sonrisas a esas personas que pasan por un mal momento.


Al ver que su potencial era grande y que podrían ayudar a demás comunidades, estos jóvenes decidieron partir a las afueras del municipio, comenzando desde la comunidad fronteriza de Venezuela y Colombia “La 80”, hasta los Altos de Parrantial, ubicada en la vía Albania – Maicao.


“Nuestro gran salto durante este tiempo, fue la comunidad “Puay”, una comunidad ubicada en la zona rural de Uribia con 400 niños y jóvenes”, manifestó la joven líder.

Actualmente esperan dirigirse a comunidades más aisladas de este municipio Fronterizo y claramente seguir tomándose los corazones de jóvenes que tengan la misma visión de pertenencia por su departamento y compartir un poco de su sensibilización.