INVÍAS adjudicó obras de estabilización y protección de la orilla del río Magdalena, en Salamina

Según una moradora del municipio de Salamina, estas obras eran necesarias debido a que “la erosión disminuye la productividad, afecta gravemente las funciones del ecosistema y causa pérdidas en la biodiversidad”.

Río Magdalena. Foto: cortesía INVÍAS.

Como solución integral y definitiva al problema de erosión que se presenta en el río Magdalena, el Instituto Nacional de Vías (INVÍAS) adjudicó las obras que tendrá como objetivo proveer a la orilla del río con estabilización y protección. Esto con una inversión de cerca de $60.000 millones.

La realización de este importante proyecto se llevará a cabo gracias al convenio interadministrativo que hay entre INVÍAS y Findeter, entidades que en alianza crearon el programa ‘Vías para la Conexión de Territorios para el Desarrollo, el Crecimiento Sostenible y la Reactivación 2.0’.

Para determinar las obras que se ejecutarán en la isla de Tamarindo, la orilla del río y el nuevo trazado vial, el Instituto elaboró inicialmente un plan estratégico de ingeniería donde invirtió cerca de $1.900 millones para que la Sociedad Colombiana de Ingenieros (SCI) lleve a cabo el concepto técnico (de alto nivel) que estableció la hoja de ruta necesaria para los estudios y diseños de la fase III del proyecto; estos fueron desarrollados por la Universidad de Magdalena con la interventoría de la Universidad de Cartagena.

La ejecución de estas obras, será posible, además, gracias al proceso licitatorio que estructuró INVÍAS, en el cual se recibieron y evaluaron diversas propuestas. Posteriormente se realizó cabo la audiencia pública donde adjudicó en dos lotes la ejecución de las obras con el propósito de que dos contratistas competentes y con alta capacidad técnica, operativa y financiera logren el desarrollo efectivo y seguro del proyecto.

El Instituto explicó por medio de un comunicado que el Consocio Integral Emergencia Magdalena 2022 y la firma Ingeniería y Vías S.A.S serán los encargados de ejecutar 7 espolones entre 25 y 155 metros de longitud y un dique para el control de inundación de cerca de 10 kilómetros de longitud que se construirá entre las cabeceras municipales de Salamina y El Piñón.

Asimismo, INVÍAS precisó que el objetivo con este programa, es también intervenir los corredores Salamina - El Piñón, Salamina - Guáimaro y El Piñón - Cerro – Pedraza; esto permitirá a su vez mejorar la movilidad y permitir el desarrollo de la infraestructura vial de Magdalena.

Leidys Carillo, habitante de Salamina precisó que estas obras eran algo “necesario” debido a que, según ella, cada vez es más la erosión que amenaza con arrasar por completo la orilla del río Magdalena en el municipio.

“Esto es algo de lo que no se habla mucho, pero es grave. La erosión disminuye la productividad agrícola de nosotros los que vivimos del campo, afecta gravemente las funciones del ecosistema, causa pérdidas en la biodiversidad y los deslizamientos ayudan a que las inundaciones sigan presentándose, dañando además la infraestructura urbana de los municipios que estamos a orillas del río Magdalena. Esto es algo que debió hacerse hace tiempo, pero aún así lo recibimos ahora”, manifestó la ciudadana.

Sin lugar a dudas esta es una obra que se ha estado esperando ya por algún tiempo en la región Caribe y se espera que ayude a mitigar las problemáticas que causa el desplazamiento de tierras que ocasiona la erosión.