Iniciaron intervenciones para la recuperación de la ciénaga de Mallorquín

Con este proyecto se beneficiarán de manera directa a más de 20.000 habitantes del barrio Las Flores y el corregimiento La Playa.

Como parte del proceso de convertir a Barranquilla en una biodiverciudad, este miércoles fueron sembrados 350 mangles, de las especies verde y rojo, en el Ecoparque que se construirá en la ciénaga de Mallorquín para recuperar este cuerpo de agua con el objetivo de impulsar un territorio ambientalmente sostenible, el turismo y mejorar la calidad de vida de los habitante de esta zona.


Este proyecto será ejecutado en en 980 hectáreas que abarcan toda la ciénaga de Mallorquín, una parte del tajamar occidental, la playa de Puerto Mocho, el corregimiento La Playa y el barrio Las Flores.


Al respecto, el secretario de la Asociación de Pescadores del corregimiento La Playa, Luis Ávila, manifestó su agradecimiento por el interés del Distrito en recuperar este lugar, ya que representará grandes beneficios para los pescadores que frecuentan la ciénaga.


"Gracias al alcalde Pumarejo y a las entidades que se han preocupado por mejorar las condiciones de la ciénaga vamos a tener un potencial turístico y pesquero aquí en Mallorquín. Nosotros vamos a participar con mano de obra, siembra de mangle, limpieza y evitando la pesca ilícita", expresó Ávila.


Por su parte, el mandatario Distrital, resaltó que el Ecoparque será un gran pulmón en el corazón de Mallorquín, con estructuras palafíticas por encima del ecosistema, que permitirán caminarlo y preservarlo, muelles para la pesca, actividades acuáticas, deportes de vela, con aguas y playa mejorada, y en general un espacio de reencuentro con la naturaleza.    


"La ciénaga de Mallorquín es uno de los lugares mágicos del Caribe colombiano, nos pertenece, es de todos nosotros, y lo hemos olvidado durante décadas, y hoy estamos aquí, en el corazón de la ciénaga, con quienes la han convivido y padecido, para recuperarla y se vuelva un motor de desarrollo, y que la sostenibilidad del medio ambiente nos haga progresar, generar empleo, riqueza y economía, no solo para La Playa y Las Flores, sino para toda Barranquilla", aseguró Pumarejo.


Con la intervención integral que se realizará para recuperar la ciénaga de Mallorquín, se beneficiarán de manera directa 20.000 habitantes del barrio Las Flores y el corregimiento La Playa.


La ejecución del proyecto incluye soluciones biológicas que permitirán el mejoramiento de la calidad de las aguas, mediante procesos técnicos que permitirán mantenerlas aptas para el contacto primario, lo mismo que la recuperación y protección del ecosistema de manglar, el control de la erosión y estabilización costera, y la retención de sedimentos y nutrientes, entre otros.