Inicia funcionamiento de subestación en Caracolí


El proyecto Caracolí constó de la construcción de una moderna subestación; el montaje de 21 kilómetros nuevos de redes de distribución, de los cuales 3,5 fueron subterráneos; y la ampliación de dos subestaciones existentes.



"Los siete proyectos que el Gobierno Nacional nos adjudicó del paquete de obras denominadas Plan5Caribe son importantes por el impacto que tienen en la calidad y confiabilidad del servicio de energía en cada una de las regiones donde fueron ejecutados; pero el de Caracolí fue el más retador por la magnitud de las obras realizadas y la inversión requerida”. Así lo afirmó Julián Cadavid, líder de Transmisión y Distribución de Celsia, la empresa de energía del Grupo Argos. De esta manera dio a conocer que hoy fue puesto en servicio este proyecto, que es el sexto de los siete que le fueron adjudicados a la compañía, a través de Epsa. El séptimo proyecto, que está en su fase final de construcción, también se encuentra ubicado en Barranquilla.


Con Caracolí se enmallaron o conectaron entre sí varias subestaciones existentes en la zona y se construyó una nueva subestación de 220/110 kV, lo que permite una mayor confiabilidad al sistema eléctrico en Barranquilla y sus alrededores. Esto quiere decir que en caso de una falla en el sistema la posibilidad de una suspensión del servicio es cada vez menor; además la nueva subestación cuenta con dos bancos de transformadores de 150 MVA cada uno, que mejoran o amplían en un 20% la capacidad para atender una mayor demanda o nuevos clientes.


Esta obra, que fue ejecutada por Celsia a través de Epsa, mejoró además dos subestaciones existentes: Malambo y 20 de Julio. Es así, como las zonas que se favorecen con este mejoramiento de la infraestructura de distribución regional de energía en el Atlántico son el sur-oriente de Barranquilla y los municipios de Malambo, Soledad y Galapa.


Cabe resaltar que la ejecución de este proyecto supuso grandes retos como: la subterranización de las redes en una zona céntrica de Barranquilla y Malambo, en donde ya existen otros servicios públicos en dicho trazado; la poca flexibilidad de las redes existentes lo que requirió una gran coordinación con el operador de red para no afectar a los clientes finales con la suspensión del servicio de energía; y la realización de los Juegos Centroamericanos y del Caribe en 2018, lo que requirió ajustar el cronograma de trabajo.

De los $470.000 millones que está terminando de invertir Celsia a través de Epsa en el Plan5Caribe, este proyecto, que se desarrolló en Barranquilla tuvo una inversión de $187 mil millones, es decir, cerca del 40% de la inversión total que está realizando la organización en el mejoramiento de la calidad del servicio en la costa Caribe.