Incomunicados, así está la comunidad de El Salado en Ciénaga de Oro, Córdoba; tras ola invernal

La comunidad le hace un llamado a la alcaldesa, Ana Luz Bedoya, para que actúe frente al problema con soluciones definitivas.

Fotografía: Cortesía


Los cambios constantes de temperaturas y el coletazo invernal de la temporada, tiene incomunicado a la comunidad del Salado, en Cienaga deOro, Córdoba; con el desbordamiento del arroyo El Salado.


Las fuertes lluvias que caen sobre el campo orense desde hace tres días tiene incomunicados a sus habitantes, unos 250, quienes están cansados de que la fuente hídrica, que recibe aguas de la Ciénaga Grande, por el lado de Arache, divida al pueblo en dos.


"Los sectores de Loma Alta, Chipilín y la zona del Cementerio Central, así como toda la margen derecha, quedan incomunicados con el centro de la vereda, que es donde están las tiendas, los centros de internet, el colegio, la parroquia católica, Nuestra Señora de Santana, las iglesias evangélicas y todo lo que se necesita para el normal funcionamiento de una comunidad” indicó un líder de la comunidad para un medio regional.


Por ello, la comunidad pide sentarse en la mesa con la alcaldesa, cumpliendo las normas de bioseguridad, para que inspeccione y programe trabajos que mitiguen el impacto de la ola invernal que azota el sector de la Ciénaga de Oro.


Así mismo, añadió que “entre las conclusiones está buscar los mecanismos para que el problema no se solucione con 'pañitos de agua tibia' sino con obras de impacto, pues cuando no estaban en pandemia esta situación evitaba que gran parte de los estudiantes perdieran clases y la comercialización de productos se interrumpía