Hospital Niño Jesús pone en marcha plan de contingencia ante colapso

Después de que su capacidad colapsara, el hospital Niño Jesús puso en marcha plan de contingencia para garantizar atención a pacientes.



Por Eliana Avendaño S.


Ante la gran cantidad de mujeres que están requiriendo atención médica en el hospital Niño Jesús de Barranquilla, que ha superado en un 40% su capacidad instalada, el centro asistencial se vio obligado a diseñar e implementar un plan de contingencia, con el fin de garantizar la atención de todas las pacientes en estado de gestación.


El médico Ever Maldonado, Subgerente Científico (e) del hospital, explicó que el plan de contingencia consiste en la contratación de 2 médicos de planta, 6 auxiliares de enfermería, 2 enfermeras jefes y ginecólogos disponibles las 24 horas del día.


“El hospital cuenta con 88 camas ginecobstétricas, la demanda es superior a este número. Lo que estamos haciendo es instalar nuevas camas y abriendo más sitios donde atender, para que las pacientes se sientan cómodas en el hospital”, dijo el médico Maldonado.


Además, hay una Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, 2 quirófanos, sala de partos y sala de urgencias.


La Unidad de Cuidados Intensivos Neonatalos también ha llegado a la capacidad instalada de atención, por lo que algunos bebés deben permanecer entubados por fuera de la UCI.


A pesar de la situación que vive el centro asistencial, el médico asegura que tanto las madres como sus bebés necesitan ser atendidos y en el hospital se les garantiza el cuidado pertinente


El colapso en la capacidad instalada de atención se debe a que en los últimos días se ha registrado mayor de pacientes de nacionalidad venezolana que recurren a este centro asistencial, que es el único en el departamento que atiende a población migrante.


Ante la problemática, Maldonado aclaró que las pacientes venezolanas “no son ninguna molestia”, aunque estén aumentando el número de pacientes embarazadas en el hospital.


Atención en medio del caos


Aura Caicedo es una ciudadana venezolana que será madre primeriza a sus 22 años. Durante los 6 meses de gestación que lleva ha tenido varias complicaciones con su salud que han puesto en riesgo la vida de la bebé que lleva en su vientre.


Pese al colapso del centro asistencial, la joven cuenta que no ha tenido problemas en la atención por. “Hasta el momento no he tenido inconvenientes con la atención en el hospital, me han hecho varios exámenes y ecografías que no me habían podido hacer en ningún

otro hospital”, dijo la mujer.



En medio de las personas que esperan ver o tener noticias de sus familiares que reciben atención se encuentra un hombre que acompaña a su esposa después del parto y manifiesta su inconformidad por las demoras en la atención.


“Para que mi esposa tuviera el bebé nos tocó esperar dos días. Cuando llegamos había un montón de mujeres esperando. Hay mucha gente”, manifestó.


Antes de septiembre nacían en promedio 350 niños al mes en el hospital, a partir de este mes y hasta noviembre se espera que nazcan de 450 a 500 bebés en este centro asistencial.

© 2019 por Stella Marketing