Héroes de la estación de Policía de San José, dos años de impunidad

En la Catedral Metropolitana María Reina, se rindió homenaje a los uniformados asesinados en el atentado terrorista.


Por: Aldira Chamorro Ojeda


Con la tristeza de vivir la ausencia de sus seres queridos y la impotencia de observar que el sistema judicial no ha realizado la primera audiencia condenatoria de las personas capturadas por el atentado terrorista a la estación de Policía del barrio San José, los familiares de los uniformados fallecidos asistieron a la eucaristía que se realizó esta tarde en la Catedral Metropolitana María Reina, al cumplirse dos años del repudiable acto delincuencial.


En el oficio religioso, coordinado por el comando de la Policía Metropolitana de Barranquilla (Mebar), se rindió homenajes a esos héroes caídos que el 27 de enero de 2018 llegaron puntuales a cumplir con su deber institucional y asumir la responsabilidad diaria de velar por la seguridad y sana convivencia de los sectores asignados. Sin embargo, esa vocación de servicio fue segada por el acto explosivo que se atribuyó la guerrilla del ELN.


“Hoy estamos recordando a nuestros héroes, dedicados a cuidar a Barranquilla. Hace dos años murieron 6 de nuestros hombres, 40 más quedaron heridos. Hoy los estamos recordando, al igual que a sus familias. La institución continuará acompañándolos por siempre”, dijo el brigadier general, Ricardo Alarcón Campos, comandante de la Policía Mebar.


Recordó que por esta acción delictiva hay cuatro capturados, uno en flagrancia y tres por orden judicial. “El proceso se encuentra en etapa de juicio, este miércoles se reinicia el proceso y esperamos que sea agilizado y paguen los que cometieron ese acto”.


Liseth Karina Marín, es la joven viuda de Anderson René Cano Arteta, y aún no se sobrepone al golpe de haber perdido a su esposo. “Cada día el dolor es peor”, afirmó. Ahora, ella ha asumido las riendas completas de su hogar y el cuidado de sus hijos, una niña de 5 años y un niño de dos.


“La justicia colombiana es cada vez peor, son dos años que no hemos tenido audiencia como tal. Es difícil aceptar que en dos años no hayan condenados y nos tengan a las víctimas como burla”, expresó Liseth Marín.

Sobre el respaldo institucional de la Policía, indicó que al principio sintieron el acompañamiento pero después se alejaron totalmente. Por ello, su mensaje a la institución en la que su esposo sirvió durante 9 años, es que valoren más a todas las personas que conforman el cuerpo de la Policía Nacional.


“Que los valoren como seres humanos y como trabajadores de la Policía Nacional. Que valoren el esfuerzo que hacen y más cuando suceden estas pérdidas, que apoyen más a sus familias, aunque sea preguntando como están”, precisó.


Carmen Sola es tía de Yosimar Márquez Navarro, y clama justicia por el atentado que le quitó la vida a su sobrino y la oportunidad de conocer a su papá a una niña que hoy tiene dos años. “La audiencia condenatoria siempre la aplazan y no es justo. Pedimos que los culpables paguen”.


“Mi sobrino decía: ‘amo la Patria y voy a servirle’, nunca esperábamos que gente inconforme acabaría con su vida. Con esa violencia no se consigue nada. ¿Qué consiguieron los terroristas con esa explosión?, quitarle la vida a una cantidad de policías, quitarle la oportunidad a las familias de seguir compartiendo con sus seres queridos y el país sigue igual. Ellos no consiguieron nada”, aseguró la tía de Yosimar Márquez.

Los héroes caídos


Estos son los héroes caídos en el atentado a la estación de Policía del barrio San José, perpetrado el 27 de enero de 2018:


Yosimar Márquez Navarro. 29 años, oriundo de Sucre. Cinco años al servicio de la institución. Estaba casado y dejó huérfana a su hija de 3 años.


Freddy de Jesús López Gutiérrez. 28 años, natural de Ciénaga (Magdalena). Ocho años al servicio de la Policía Nacional. Dejó un hijo de 5 años.


Freddys de Jesús Echeverría Orozco. 24 años, de Soledad (Atlántico). Cuatro años al servicio de la institución.


Anderson René Cano Arteta. 31 años, de Baranoa (Atlántico). Nueve años al servicio de la Policía Nacional. Dejó una hija de 3 años y un hijo que no alcanzó a conocer y que hoy tiene 2 años.


Yamith José Rada Muñoz. 29 años, de Santa Marta. Cinco años al servicio de la Policía Nacional. Dejó dos niños, de 5 y un año.


Willy Savier Rhenals Martínez. 33 años, de Montería. Doce años al servicio de la Policía Nacional. Perdió ambas piernas en el atentado que la guerrilla y falleció una semana después.

© 2019 por Stella Marketing