Reacciones por fallo de la corte que permite consumo de licor y drogas en espacios públicos

La decisión levanta la prohibición contenida en los artículos 33 y 104 del nuevo Código de Policía.

Por Eliana Avendaño S.

El fallo de la Corte Constitucional que da vía libre al consumo de bebidas alcohólicas y de dosis mínimas de sustancias alucinógenas en lugares públicos, ha provocado opiniones a favor y en contra en los diferentes gremios de la sociedad.

Sin duda, uno de los beneficiados por la medida son los pequeños comerciantes, teniendo en cuenta que anteriormente el artículo 33 y el 140 del Código de Policía prohibía estas actividades en lugares abiertos y por lo cual los negociantes podían recibir sanciones por parte de las autoridades, tales como el cierre temporal de los establecimientos.

De acuerdo a declaraciones de Orlando Jiménez, vicepresidente de Undeco, en el Informativo CTV, en Barranquilla las terrazas son consideradas espacio público, por lo tanto la Policía Nacional tenía la facultad de amonestar a los ciudadanos que fueran sorprendidos en estos lugares consumiendo licor.

“Es por eso que la policía, inmediatamente que alguien esté consumiendo una cerveza en la terraza de una tienda, llega a intervenir, a colocar un comparendo, y a cerrar la tienda por estar, supuestamente, haciendo mal uso del espacio público”, dijo Jiménez.

El vocero de Undeco aseguró que por ese hecho se motivaron a denunciar ante la Corte Constitucional los artículos 33 y 140 del Código de Policía, “porque se estaba violando un derecho al trabajo y al desarrollo de la libre personalidad porque esos espacios son usados por los vecinos del barrio para hablar de diferentes temas”.

Además, Jiménez dice que no es verdad que las riñas callejeras y disturbios se generen en los establecimientos de comercio, al tiempo que resaltó que el hecho de que la corte haya emitido el fallo que permite el consumo de licor en los espacios públicos, no es una razón de peso para convertir las tiendas en cantinas.

Mientras tanto, para José Ignacio Jiménez, presidente de Adeba, la medida no es transcendental, teniendo en cuenta que en los alrededores de las instituciones educativas y en los parques es inminente la venta y consumo de sustancias alucinógenas, que “cada vez son más atractivas para los jóvenes”.

Jiménez considera que bien sea que se prohiba o se permita, el consumo de sustancias alucinógenas “debe entrar en una política pública sobre cómo podemos darle una solución a la problemática de la drogadicción por medio de actividades sociales, de prevención y pedagógicas”.

Ante el creciente consumo de alucinógenos entre los estudiantes por dentro y fuera de los planteles educativos, el presidente de Adeba aseguró que vienen adelantando diferentes actividades para que disminuir las cifras de consumo de psicóticos en menores de edad.

El alcalde de Barranquilla, Alejandro Char Chaljub, también alzó su voz en contra del fallo de la Corte Constitucional. El mandatario lo hizo a través de sus redes sociales, donde hizo publicaciones alegando que es injusto que “después de haber ganado la batalla para arrebatarle a la delincuencia y drogadicción nuestros parques y plazas, se vuelva a permitir el consumo de alcohol y sustancias psicoactivas en estos espacios”.

De igual forma, el alcalde señaló que los parques y espacios públicos fueron recuperados porque son los lugares ideales “para el disfrute y sana convivencia de las familias”.

Por último, Char hizo un llamado de atención a los padres de familia que, como él, deben cuidar a sus hijos, impulsando la etiqueta #ParquesSinDrogaNiAlcohol.