Goleros, un baile con teatro

La agrupación Goleros de Sabanalarga fue condecorado por la Armada Nacional por su participación en el Carnaval de Barranquilla.


En medio de la rueda de prensa de la Guacherna Fluvial, el grupo de Los Goleros de Sabanalarga fue condecorado por su centésimo aniversario y reconocido por su trayectoria en el Carnaval de Barranquilla.


Este grupo es tradicional bailar del mismo modo en que el golero caza a sus presas o lucha con los de su misma especie por el alimento.


"La danza tiene tintes de teatro, al contar la historia de un burro perezoso, abandonado por su dueño, un cazador, que es hallado por un grupo de gallinazos o goleros que están listos para comérselo. El cazador despierta decide salvarlo y con la ayuda de su arma, mata a los gallinazos", explicó Gastón Polo Payares, quien es director y representante legal del grupo de los Goleros de Sabanalarga.


Este hombre, que tiene 20 años al mando de esta agrupación tras el fallecimiento de su padre, guía a las 120 personas que hacen parte de esta tradición en los eventos de la Batalla de Flores, Guacherna, entre otros.


El disfraz consiste de un diseño sencillo pero curioso. Un integrante de esta agrupación debe portar una manta negra o marrón y una máscara grande para ser el golero; los 'pichones' de color blanco y una pequeña máscara arriba de su cabeza.


Las presas portan la misma manta, siempre de color plateado o marrón, y una máscara de burro o de perro.


"En la coreografía los integrantes, disfrazados de gallinazos bailan y se desplazan alrededor de su presa. Quien hace de presa puede ser un burro o un perro- debe ir de rodillas, soportando el calor y los empellones de los gallinazos. La danza va acompañada con música de gaita o puya, y en el desarrollo de cada uno de los animales, el cazador y el perro o burro dicen versos".