Gobierno y ELN están próximos a instaurar los diálogos de paz

Estos diálogos corresponden a una de las apuestas más grandes del gobierno de Gustavo Petro, quien afirmó durante su candidatura que “buscará en C0lombia la paz total”.

Comandantes del ELN, el comisionado para la Paz del Gobierno de Colombia, Danilo Rueda y senador Iván Cepeda. Foto: YURI CORTEZ/AFP.

Con el objetivo de continuar gestionando la salida negociada del conflicto armado en Colombia, el presidente de la República, Gustavo Petro, iniciará desde este lunes los diálogos de paz entre el país y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN, grupo armado más antiguo del país y el segundo más grande).

Estos diálogos se configuran como una de las apuestas más grandes del gobierno Petro, quien ha afirmado en múltiples ocasiones que uno de sus objetivos como presidente es consolidar -por fin- la paz en todo el territorio nacional.

Es preciso mencionar que este es un proceso que se ha venido realizando desde mucho tiempo atrás, específicamente en el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos (2010-2018), quien decidió por primera vez intentar conciliar con el grupo armado; sin embargo, el proceso se detuvo posteriormente cuando entró al poder el expresidente Iván Duque (2018-2022), pues en esa época hubo un atentado terrorista en una escuela de policía.

Actualmente y tras meses de conversaciones, anuncios y acercamientos entre ambas partes, nuevamente se habla del tema de la paz. Los encargados de sentarse en estos nuevos diálogos serán tanto el gobierno Petro como los líderes del ELN, quienes desde hoy iniciaron una negociación con el fin de “desarmar” el grupo. Esto se realiza en el país vecino, Venezuela, el cual actúa como garante frente a este proceso y como sede del mismo.

¿Hay sorpresas?

Algo que ha sorprendido a la ciudadanía en general es la presencia de un opositor del actual gobierno y quien es muy cercano al expresidente Álvaro Uribe. Se trata del líder gremial de los ganaderos, José Felix Lafaurie. La presencia de Lafaurie ha causado "asombro", pues nadie se esperaba que entre el uribista y el gabinete presidencial pudiese darse dicha cercanía.

El anuncio de la participación de este líder gremial lo dio este jueves Petro, cuando lo invitó a hacer parte del equipo de negociadores. El presidente de los colombianos aseguró que “su presencia será valiosa en los diálogos con el ELN”.

Recordemos que Lafaurie, quien es esposo de la senadora de Centro Democrático, María Fernanda Cabal, ha sido uno de los principales críticos del gobierno Petro, al igual que el resto de su familia (su hijo y esposa).

“Esta estrategia es asertiva teniendo en cuenta que el principal factor que afecta a los colombianos es precisamente la guerra de bandos. En procesos como estos que son claves para sectores minoritarios, quienes son los más afectados por la guerra, es necesario dejar a un lado las enemistades que puedan existir entre izquierda y derecha y aliarse para conformar un equipo que sea capaz de abanderar estas negociaciones de la mejor manera, a ver si de esta forma es posible concretar los acuerdos”, dijo a Región Caribe ORG el politólogo, Luis Alfonso Iriarte Chivetta.

Según el profesional, en este tipo de procesos que hacen parte de conflictos internos del país, se vuelve algo “conveniente” poder tener todos los puntos de vista y “sin hacer de lado a nadie”.

“Cada partido político siempre tendrá sus pros y contras. No hay algo totalmente positivo o totalmente negativo, las ideas siempre son subjetivas. La alianza siempre será mejor que la enemistad. Si Petro tomó esta decisión seguramente sus razones de peso tendrá. Desde mi perspectiva es una sabia decisión”, añadió Iriarte Chivetta.

El líder gremial se manifestó y aseveró que hará parte de los diálogos teniendo en cuenta que “es un líder gremial y tiene la obligación de cumplirle al sector”. Según Lafaurie, el sector ganadero “es el que más ha sido golpeado por la violencia”, por ello, agregó: “si el presidente me pide una colaboración en esta dirección lo voy a hacer con el compromiso que me obliga en un sector como el nuestro”.

Según Petro, este movimiento se hizo con el fin de “acercar” al sector ganadero a este proceso “y no dejarlos de lado” para de esta forma “lograr la paz total”.

En cuanto a los líderes del ELN que harán parte de la delegación de paz, se encuentran diversos “veteranos”, entre ellos está: Eliécer Herlinto Chamorro, conocido con el alias ‘Antonio García’, quien desde el 2021 funge como líder de esta organización. Alias ‘Pablo Beltrán’, quien actualmente es segundo comandante del ELN. Aureliano Carbonell, quien es considerado como uno de los "intelectuales" de este grupo, (también es conocido como 'Pablo Tejada'). Así como ellos estarán aproximadamente 15 miembros más de este grupo armado para desarrollar los diálogos.

Es importante hacer énfasis en que, con el objetivo de que dichos líderes del ELN puedan estar presentes en estas negociaciones, la Fiscalía tuvo que suspender ordenes de captura y extradición que existían en contra de 17 representantes del Ejército de Liberación Nacional.

Según el mandatario nacional, estas órdenes fueron levantadas con el fin de “construir el camino, ojalá rápido y expedito, en donde esta organización deje de ser una guerrilla insurgente de Colombia". Esta decisión fue tomada el pasado 21 de agosto.

En cuanto a la ubicación de estos diálogos (Venezuela), Petro indicó que se realizan allí debido a que “Venezuela es un país clave en estas negociaciones”, esto, según él, porque allí residen muchos de los líderes guerrilleros.

De igual forma, el país vecino fue el escogido para iniciar estos diálogos cuando los aperturó el expresidente Juan Manuel Santos. En su momento el exmandatario aseguró que Venezuela sería el sitio acordado para el retorno de los delegados de paz del ELN si por algún motivo el proceso no se llevase a cabo o si por algún motivo necesitaban regresar. Asimismo, hay que recordar que Venezuela acompañó los diálogos de paz que hubo entre el gobierno Santos y la guerrilla de las FARC (el cual se firmó en 2016).

Por ahora, solo resta esperar a que se llegue a un acuerdo final entre la comisión de Petro y el grupo armado, para poder darle fin a todos estos años en guerra con una de las guerrillas más antiguas de Latinoamérica.