Gobernadores del Caribe piden revisar decreto que regula la propiedad de tierras a indígenas


Por Kiara Severiche Palmera

Gobernadores enviaron carta al presidente para que se revise detenidamente decreto Línea negra.


Los gobernadores de la región Caribe se encuentran preocupados por lo que podría suceder con el decreto la Línea negra, el cual al parecer dejaría listo el presidente Juan Manuel Santos antes de su salida. Ante esto, gobernadores enviaron carta al mandatario nacional para que se revise detenidamente el decreto.

¿Qué piden los gobernadores?

El decreto Línea negra busca regular a través de un decreto, los límites de propiedad de tierras de grupos indígenas acentuados en la Sierra Nevada de Santa Marta. Para los gobernantes, este panorama afectaría directamente proyectos de impacto que ya se tienen previstos y que contribuyen al desarrollo y potencial de la región.

"Su alcance requiere un estudio riguroso en razón a que afectaría planes de ordenamiento territorial y de desarrollo de origen estatal, inversión privada y planes de inversión social en la región" sustentan los mandatarios en la misiva.

Las mandatarios explican inicialmente que entienden y respetan los principios tanto nacionales como internacionales que protegen a las minorías étnicas, pero advierten que el decreto no fue socializado debidamente, teniendo en cuenta que sus consecuencias tienen impacto en actividades de agroindustria, turismo, servicios mineros-energéticos, entre otros de los departamentos de Cesar, Magdalena, Bolívar, La Guajira y parte del Atlántico.

La norma, que involucra a los pueblos indígenas Arhuaco, Kogui, Wiwa y Kankuamo ubicados en la Sierra Nevada, implicaría entre otras cosas, la consulta de los indígenas para decisiones en torno a territorios en los cuales estos también tendrían potestad.

"Sí bien es cierto que actualmente se realizan procesos exitosos de Consulta Previa con los cuatro pueblos indigenas de la Sierra Nevada, también es de consideración que la capacidad técnica y administrativa de los resguardos o de las organizaciones indígenas es precario. En este orden de ideas, la evaluación de proyectos requiere de una capacidad profesional amplia que permita entender impactos culturales/sociales en un  territorio nacional" se lee en la carta enviada por los mandatarios.

Finalmente los mandatarios solicitaron una mesa de diálogo que involucre a las diferentes partes y en los cuales se pueda llegar a un acuerdo que permita la protección a la diversidad cultural, pero que también de lugar al desarrollo económico y social de la región.