Gobernación y Junta Directiva definen este viernes el futuro del hospital Cari

Las opciones para dar solución a la problemática del centro asistencial son liquidarlo, intervenirlo o buscar un nuevo operador.

El gobernador Eduardo Verano De la Rosa convocó a la Junta Directiva del Hospital ESE Caridad, con el fin de definir el futuro del centro médico, cuyas opciones están en ser liquidado, intervenido o buscar un nuevo operador. La opción que estudia el departamento para solucionar la situación por la que atraviesa el hospital es buscar un nuevo operador. La decisión será tomada en los próximos días. “Tenemos tres posibilidades: un apoyo del Gobierno, una intervención de la Superintendencia o la liquidación. Nos hemos reunido directamente con el ministro de Salud para tomar una decisión para hacer del Cari una entidad que, a futuro, juegue el rol que le corresponde”, manifestó Verano. El gerente de este centro asistencial, Ulahy Beltrán, informó que presentará un plan de salvamento, al mismo tiempo que manifestó que el Caridad tiene un pasivo superior a los $87.000 millones y que, para este mes, requiere $900 millones para funcionar.