Gigantes ganó primer juego de semifinal ante Caimanes: 7-5 fue le resultado en el Édgar Rentería

En el clásico de béisbol barranquillero, el equipo de Gigantes pegó primero en el partido de semifinales.


Foto de: DCGB / Bryant Flete conecta un batazo.

Demostrando su espíritu luchador, Gigantes de Barranquilla se fue en ventaja en la serie semifinal ante los Caimanes, al vencerlos la noche de este viernes 7-5 en el estadio Édgar Rentería, en un cambiante juego que tuvo todos los condimentos de un gran encuentro de pelota.


La victoria se la anotó Hernán Guzmán, mientras que la derrota fue para José Altamiranda. El juego salvado le correspondió al cerrador Ramón Morla.


Gigantes sorprendió a los campeones defensores pegando primero, en la parte alta del segundo episodio, cuando el receptor Jhonatan Solano sacó un batazo de sacrificio para llevar desde tercera a Andy Vásquez y abrir la cuenta 1-0 a favor de la visita.


No tuvo que pasar mucho para que Caimanes reaccionara. Inmediatamente, Ramón Marcelino vino a consumir su turno sin hombres en circulación, para pegar un enorme cuadrangular a lo profundo del bosque derecho y empatar el juego 1-1.


Los saurios inclinaron la pizarra en la tercera, con dos carreras más para el 3-1 parcial, primero en una combinación de hit de Manuel Meléndez y un error del patrullero Leudys Báez, a quien la bola se le escapó a la hora de tirar. Luego, Ronald Ramírez conectó un sencillo para empujar la segunda del episodio.


Tras un par de ceros en el marcador, Gigantes volvió a la carga para empatar parcialmente el juego. En la parte alta de la quinta entrada Sneider Batista conectó un sencillo impulsador para llevar a Erick Salcedo y Leudys Báez y poner el 3-3.


Cuando parecía que el juego se iba a conservar empatado, Caimanes lograron anclar dos hombres en base y dejar en turno al estelar tercera base Audy Ciriaco, quien sacó un batazo entre los bosques izquierdo y central para poner el 5-2 a favor de los de casa.


Momentos de fricción se vivieron en el sexto episodio, cuando José Rosario hizo una barrida agresiva en segunda base tratando de romper una jugada de doble play, con lo cual por poco lastimó al parador en cortos Francisco Acuña de los saurios.


Ante esto, el segunda base Dilson Herrera reclamó fuertemente a Rosario, en un intercambio de palabras que subió de tono y obligó a que las bancas se vaciaran para separar a los jugadores. Al final la situación pudo ser resuelta rápidamente para seguir el juego.


Gigantes no estaba dispuesto a despedirse del partido sin dar la pelea, por eso sacaron provecho de un mal momento del relevista José Altamiranda quien dio tres bases por bolas y luego fue sacado del juego para dar paso a Luis Yendis quien dio otro tiquete gratis para descontar una.


Ronny Agustín tuvo que entrar a la lomita con situación de presión en contra, cuando Bryan Flete sacó una roleta a segunda, que en el intento de cerrar una doble matanza en primera, se le cayó del guante al inicialista y dejó que entraran dos anotaciones para poner el juego 6-5 a favor de los naranjas.


Gigantes metería la puntilla, con un sencillo impulsador del tercera Sneider Batista en la novena entrada, para llevar a la registradora a Salcedo desde la tercera base y colocar el 7-5 en el tablero.


Con la victoria, Gigantes tomó ventaja de 1-0 en la serie y quedó a dos triunfos de obtener el tiquete a la final. Este sábado el segundo juego de la semifinal será a las 5:00 de la tarde, en el estadio Édgar Rentería. Por la visita abrirá el derecho dominicano Alexis Paredes.


Datos del compromiso:


PG: Hernán Guzmán.

PP: José Altamiranda.

JS: Ramón Morla


Destacados:

Sneider Batista 3-2 (Gig)

Andy Vásquez 3-1 (Gig)

Manuel Meléndez 4-3 (Cai).


*Información Departamento de Comunicaciones Gigantes de Barranquilla