Fenalco pidió al Gobierno Nacional revisar medidas restrictivas ante aumento de casos Covid-19

El gremio de los comerciantes considera que las decisiones tomadas por los gobernantes, afectan el proceso de reactivación económica y la generación de empleo.

El gremio de los comerciantes expresó su preocupación al Gobierno Nacional, por las nuevas medidas que están siendo tomadas por las distintas autoridades departamentales y municipales, con ocasión del incremento de las cifras de contagio y la alta ocupación de las UCI a lo largo del país.


A través de una carta dirigida a la ministra del Interior, Alicia Arango Olmos; al Ministro de Salud y Protección Social, Fernando Ruiz Gómez y al Ministro de Comercio, Industria y Turismo José Manuel Restrepo, Fenalco, solicitó que sean revisadas todas estas restricciones.


Jaime Alberto Cabal, vocero de este gremio, señala que no consideran justo que tras un año de pandemia las campañas sigan dirigidas a imponer restricciones al comercio formal y organizado, generando afectaciones que impactan drásticamente la reactivación económica y la generación de empleo.


"Han sido impuestos toques de queda, cuarentenas generalizadas y/o localizadas, pico y cédula, leyes secas, restricciones en los horarios para la comercialización y domicilios, no sólo de las mercancías de ordinario consumo en la población, sino incluso de los bienes y servicios que hoy cada autoridad cataloga como esenciales basados en sus propias interpretaciones y sin evidencia que soporte la efectividad de las restricciones", señaló Cabal.

Por lo anterior, los comerciantes solicitaron al Gobierno, establecer unos lineamientos claros sobre el alcance de los bienes y servicios “esenciales” o de “primera necesidad” para evitar las distintas interpretaciones de Gobernadores y Alcaldes, toda vez que el artículo 1° de la Ley 7° de 1943 establece expresamente que “se entiende como artículos de primera necesidad los víveres, drogas y mercancías de ordinario consumo entre las clases populares".


Así mismo, el gremio también propuso no imponer restricciones horarias a la comercialización de bebidas alcohólicas (presencial y a domicilio) y hacer un manejo estricto de los aforos desde el punto de vista de la capacidad de los establecimientos en reemplazo de medidas como restricciones de horarios para comercialización (presencial y no presencial / domicilios) y “pico y cédula".


Finalmente, Fenalco señala que la imposición de cierres y cuarentenas con medidas restrictivas sólo dirigidas al comercio no son razonables y consideran que se deben buscar nuevas alternativas que permitan concentrarse en los focos de riesgo, porque de lo contrario solo se verá afectada la economía del país.