Factoring, una alternativa de financiamiento en medio de la emergencia para las Mipymes

Por medio de esta herramienta, los empresarios pueden obtener capital de manera mucho más rápida y cumplir con todas sus obligaciones.

Por: Eliana Almarales


La actual emergencia sanitaria a causa de la pandemia de la COVID-19, ha desencadenado graves afectaciones en el sector empresarial del país, llevando a muchos pequeños y medianos empresarios a darle cierre a sus negocios por la disminución significativa en sus ingresos que no les permite mantenerse a flote.


Ante este panorama, los créditos con entidades bancarias podrían ser una opción, sin embargo, de acuerdo a una reciente encuesta elaborada por la Asociación Colombiana de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Acopi), se evidenció que "sólo una de cada 4 Mipymes accedió a un crédito bancario durante el primer trimestre del año; las que no lo han hecho manifiestan una difícil accesibilidad de los mismos o altas tasas de interés".


Es en este punto donde se hace importante hablar del Factoring, una herramienta que es pertinente conocer en estos tiempos de crisis económica y que puede representar gran ayuda para obtener liquidez en las empresas.


A través de esta modalidad de financiamiento, un negocio o empresa puede vender sus facturas o cuentas por cobrar, a una entidad que le entregará el capital de manera adelantada a cambio de un descuento inicial. Esto le permitirá recibir ingresos mucho más rápido y cumplir con sus responsabilidades a tiempo; como por ejemplo pago de nómina, arriendo, entre otras, y además de este modo puede continuar con sus actividades productivas sin interrupciones.


"En una coyuntura como la que atravesamos hoy en día, el Factoring se convierte en una herramienta clave. Las Pymes, abarcan casi el 80% del empleo formal en el país y antes de la pandemia más del 60% de estas empresas no tenían acceso a financiación bancaria"

Esto afirma, Alexandra Mendoza, CEO y fundadora de Liquitech, una empresa dedicada a prestar servicios de Factoring en la ciudad de Barranquilla y quien además manifiesta que

ahora ante esta emergencia acceder a un crédito bancario se hace mucho más difícil, teniendo en cuenta que estas entidades siguen unos lineamientos y solicitan a las empresas una serie de requisitos que hacen el trámite mucho más complejo.


"Para esos casos existe el Factoring, y compañías como Liquitech prestamos ese servicio. Lo que miramos es el presente de estas compañías, que tengan una buena relación comercial, con un buen cliente al que se le haya prestado un servicio o entregado un producto y que a raíz de esa relación comercial se haya generado una factura, la cual debe tener una suficiente calidad de riesgo para ser vendida. Es decir, que el cliente al cual le venda la Pyme tenga buenas condiciones económicas, para que la compañía de Factoring pueda comprarla sin ningún inconveniente y la empresa pueda obtener sus recursos".

Apostarle a esta herramienta puede representar varios beneficios como: obtener liquidez de manera mucho más rápida debido a que el tiempo de respuesta de estas empresas es de 24 horas, lo que lo convierte en una alternativa atractiva. Además, no tiene que endeudarse, no se necesita cumplir con requisitos complicados y el trámite es muy sencillo ya que se realiza a través de plataformas virtuales.


En estos momentos de emergencia, esta modalidad de financimiento puede convertirse en un gran aliado para pequeñas y medianas empresas que no han podido acceder a créditos formales con entidades bancarias. Las empresas de Factoring pueden brindarles el apoyo que necesitan para obtener capital y que el ciclo productivo de sus empresas continúe y de este modo no se conviertan en una victíma más de la COVID-19.

Entradas Recientes

Ver todo

¿Cómo debería ser una biodiverciudad?

El Foro Económico Mundial inició recientemente un proceso de colaboración con el Gobierno de Colombia en una nueva iniciativa global que apoyará a los gobiernos de las ciudades, las empresas y los ciu