Estudiantes y profesores de Uniautónoma en Ocaña también viven su propio drama en medio de la crisis



Luis Serafín, estudiante de derecho en la extensión de la Uniautónoma en Ocaña. | Suministrada.

Después de 10 largas horas de viaje por tierra, cuatro estudiantes de la universidad Autónoma del Caribe extensión Ocaña, llegaron a Barranquilla el jueves 1 de marzo, con el fin de unirse a las protestas que desde hace más de una semana se realizan en la institución para exigir mejores manejos administrativos.

Los estudiantes, quienes este viernes tuvieron la oportunidad de reunirse con la inspectora In situ del ministerio de Educación, Martha Sánchez, contaron cómo se vive la situación en Ocaña, donde funciona una extensión de la facultad de Jurisprudencia a través del programa de Derecho.

Luis Serafín Vega, uno de los estudiantes que viajó, explicó que se unieron con el fin de exigir una mejor atención en Ocaña y así como los manifestantes en Barranquilla, exigen la renuncia de la Sala general y el Consejo directivo del alma máter.

Serafín, quien relató que hace 15 días suspendieron las clases, afirma que la lucha en Ocaña comenzó desde hace dos años cuando decidieron no recibir nuevos estudiantes. "Ramsés nunca fue a Ocaña a darnos la cara, tratándose de la misma universidad con más de 450 estudiantes" explicó. 

Sólo el segundo semestre del año pasado cuando realizaron un paro, lograron la presencia del Secretario general, Jesús David Pantoja, sin embargo de acuerdo con Luis Serafín, a la fecha nada de lo que acordaron se cumplió.

"Exigimos calidad en la educación, es decir, que cada materia tenga su docente. En cuanto a infraestructura nosotros pedimos una biblioteca, una sala de conferencias y acceso a WiFi porque pagamos una matrícula así como los estudiantes de Barranquilla" afirmó el estudiante de Derecho.


Vigilia realizada el viernes en la noche en la sede de la Uniautónoma en Ocaña| Suministrada.

Pago de docentes

Los estudiantes también confirmaron que sus profesores, que son aproximadamente 10, no reciben su sueldo ni prestaciones sociales desde hace cinco meses.

"Es injusto y es de gran preocupación porque nuestros docentes en Ocaña se han visto afectados porque ante percances de salud no los han atendido porque la universidad no ha pagado la EPS" explicó uno de los estudiantes quien agregó que ellos también vienen en representación de sus profesores que por diferentes dificultades, no pudieron viajar.

Renuncia de Ramsés Vargas y elección de Víctor Armenta

Frente a la renuncia de Ramsés Vargas, los estudiantes manifestaron su complacencia con la decisión, sin embargo, no aceptan la elección del nuevo rector en propiedad, Víctor Armenta.

"Estamos muy contentos con la renuncia de Ramsés Vargas, nos quedamos el jueves en la universidad, uniéndonos a la noble causa de los demás estudiantes (...) No estamos de acuerdo porque fue elegido a dedo, queremos una elección democrática para elegir una persona que quiera y tenga un interés de verdad en la universidad" concluyó Serafín.

Los estudiantes esperan que más jóvenes logren reunir el dinero para viajar a Barranquilla y unirse a las manifestaciones.


Estudiantes de la Uniautónoma en Ocaña.