Este hombre ayuda a familiares que esperan afuera del Hospital Niño Jesús de Barranquilla.


José Acuña es un comerciante emprendedor que vende desde botellas de agua hasta café con pan a las afueras del Hospital Niño Jesús de la ciudad de Barranquilla.


Pero lo que realmente hace importante a este hombre es que realiza un acto "sin compromiso", como dice él, al brindarles pedazos de cartón a todas las personas que se quedan hasta altas horas de la noche o amanecen a las afuera del centro hospitalario.

"Como esto de afuera es espacio público, no permiten colocar sillas. Entonces yo de corazón coloco los 'cartoncitos', así, sin compromiso".

Este hombre saca los pedazos de cartón en una bolsa negra cerca de una vivienda y avisa a todos los que están en los pasillos que colocará "los cartones" para que se sienten y se acuesten sin la necesidad que de que José reciba un centavo, simplemente "por amor a la humanidad".

Acuña no sólo les brinda los pedazos de cartones para que los acompañantes se sientan "más cómodos y seguros", también barre el pedazo donde coloca los cartones para que sea "más higiénico" ante la difícil noche que deben pasar estas personas.

"Allí barro eso, le coloco los cartones uno por uno y ellos duermen, descansan allí. Dejo un hombre encargado y en la mañana me lo devuelve de nuevo en la bolsa negra". Después de la larga jornada de los acompañantes en los cartones, José recibe un agradecimiento de parte de ellos con la sencilla y reconfortante frase "estamos muy agradecidos con usted, señor. Gracias"

#HospitalNiñoJEsus #Barranquilla #historiascaribe