top of page

Este Festival de la Ciruela vino recargado de delicias

La ciruela en helados, vinos, tortas, son muchas de las representaciones gastronómicas que en el Festival de la Ciruela en Campeche, le dan las personas.

Foto: Santiago Solórzano


En esta edición del Festival de la Ciruela que se realizó desde el jueves 16 hasta el domingo 19 de marzo en el corregimiento de Campeche, cada uno de sus participantes destacó a su manera, la ciruela. Son diversas conveniencias en la que presentan esta fruta, ya sea desde su forma criolla hasta cepillado y/o raspado ciruela.


Iniciando desde la Plaza de la Ciruela, los diferentes puestos destacaban la ciruela y entre estos el de Giselle Hernández, organizado de una manera que diera cabida a cada dulce, torta y vino de ciruela. Giselle comenta que el proceso para la creación de estas representaciones es que se hierve la ciruela y luego se procesa para convertirla en cualquiera de las degustaciones que el negocio de Hernández vende.


Sin embargo, no solo los que tienen puestos en el Festival hacen maravillas con esta fruta sino también vendedores informales que hacen de la ciruela algo exótico, como lo es el caso de Freddy Peña, vendedor de raspado. “Soy vendedor de cepillados y le coloque este nombre porque antes se hacía con cepillo. Aquí le decimos nieves, raspado o como lo quieran llamar; y con el festival pues para que se vendiera más, cojo 200 o 300 ciruelas, las lavo y las pongo a hervir para luego licuarlas y que quede el líquido para el raspado”.

Foto: Santiago Solórzano


En esa misma línea, Daison Ospino se caracteriza por solo vender la ciruela criolla en bolsas como comúnmente se ve en las carreteras. Ospino destaca que él compra la ciruela en la cosecha de enero a abril y además trae al festival para venderla ya que lo que tiene es un buen producto y se deja comer.

Foto: Santiago Solórzano


La sensación en este festival fue la paleta y yogurt artesanal de ciruela por la marca Vakil. Hugo Cepeda, ibaguereño y residente desde hace 5 años en el municipio de Baranoa, este fue su primera vez participando en el festival y el expresa: “Nosotros empezamos a experimentar con yogurt y llegamos a producir una paleta a base de yogurt griego. Como estamos en el Festival de la Ciruela, unimos esas dos cosas y hacemos el proceso de despulpado de la ciruela, macerado y pasteurizado mezclándolo con el yogurt griego artesanal de nosotros”.

Foto: Santiago Solórzano


Delia Serje, inspectora del corregimiento de Campeche, resalta que cada año se va innovando con la ciruela como el caso de Hugo Cepeda. “Este año se trató de organizar el festival de una manera diferente evitando la venta de licores y pickups que antes invadían el espacio público y opacaban al festival gastronómico. Los pickups se reubicaron en las terrazas de las casas y los participantes nos dicen que este año está mejor organizado el evento”.


El Festival de la Ciruela este año superó las expectativas y se visiona para el otro ciclo, que el público siga asistiendo a este tipo de eventos y que apoyen en el enriquecimiento de la cultura y gastronomía del Atlántico.


Comments


bottom of page