“Estamos desconcertados”: hacedores del Carnaval de Barranquilla reaccionan ante su aplazamiento

Exreyes Momo y directoras de comparsas como Las Marimondas del Barrio Abajo y Cipote Fandango Infantil se pronunciaron sobre la decisión del Distrito de aplazar las fiestas para finales de marzo de este año.


A las 11 de la mañana de hoy, a través de una alocución virtual, el alcalde del Distrito, Jaime Pumarejo, anunció el aplazamiento del Carnaval de Barranquilla. Las nuevas fechas del evento serán el 26, 27, 28 y 29 de marzo.


Pumarejo adujo que, en la deliberación, se tuvo en cuenta que si bien “hay una consolidación de un pico de contagios en descenso y se vislumbra una situación favorable en las próximas semanas en la ciudad, la misma condición no ocurre en los demás municipios del Atlántico”.


El aplazamiento, según el mandatario local, busca “que se respete la tradición, que se mantenga el empleo, y, al mismo tiempo, preservar y cuidar la vida de los barranquilleros”.


La noticia tomó por sorpresa a varios hacedores y gestores del Carnaval. Algunos consideran que la medida es sensata; otros, en cambio, la condenan. Dineros invertidos, pérdida de la tradición e inconsistencias frente a la continuidad de otros eventos masivos son algunos de sus argumentos.


Jairo “El Pipa” Cáceres, rey momo en 2011 y director de las comparsas Nacimiento de Palenque y Angelitos Negros, fue uno de los que se declaró en contra de la decisión.


“Si es por salud, uno a veces lo acepta, pero no estoy de acuerdo porque ya nos habíamos preparado. Ya uno había hecho esa inversión para esa fecha. Varios hasta prestaron plata, porque, además, sabemos que no tenemos los apoyos de los patrocinadores. Estamos desconcertados. Debieron haber anunciado esto desde principio de año. Ya han movido la fecha dos veces”, señaló.


Parejamente, Lesly Morales, directora de las Marimondas del Barrio Abajo, subrayó lo inesperado del anuncio.


“Fue una sorpresa para todos los hacedores. Justamente la semana pasada nos habían dado vía libre para hacer todos los desfiles. Muchos tenemos los vestuarios hechos y los ensayos adelantados, pero frente a esto no se puede hacer nada”, anotó.

Sin embargo, la hacedora rescató el lado positivo de la postergación.


“Hay que seguir para adelante. Tenemos más tiempo para ensayar y conseguir los vestuarios, ya que muchos estaban corriendo con eso. Esperemos que de aquí a marzo se cumpla la palabra del alcalde, porque además de las comparsas, están los artesanos, las modistas, etcétera. El Carnaval mueve mucho la economía”, recordó.


A su turno, José “El Pavo” Cassiani, rey Momo 2008, calificó la noticia de “nefasta” y aseguró que el Carnaval es “inamovible”.


“Nosotros nos regimos por la calenda eclesiástica. Son cuatro días antes de la Cuaresma. Lo hubieran hecho virtual, para mantener la tradición”, dijo, para enseguida cuestionar:


“Si el objetivo es preservar la vida, ¿por qué no aplazan las elecciones y el partido de Colombia? ¿Quién controla el aforo de esos eventos? Esto está maluco. No hay coherencia en eso”.

El gestor, elegido en su momento como uno de los “10 personajes de historia y guardianes de la tradición del Barrio Abajo”, también reprochó que los hacedores del Carnaval no hubieran sido tenidos en cuenta de forma directa. “Llaman a los operadores, pero no a los verdaderos actores. ¿Por qué?”, se preguntó.


Angélica Herrera, directora de las comparsas Cipote Fandango Infantil y Kinini, Danza Negra Infantil y Juvenil, también manifestó su sorpresa. Pensó que, en razón del aumento de los contagios, la medida no iba a ser el aplazamiento, sino un cambio de modalidad, como el año pasado.


“Me enteré ahora en la mañana. Pensé que lo iban a hacer virtual, porque de una u otra manera tenemos que seguir cuidándonos. Yo trabajo con niños y todos los padres apoyan que sea virtual. No les gustaría que sus hijos salieran a los desfiles. Yo, sinceramente, habría preferido que se hiciera virtual sin mover la fecha”, confesó.

Acto seguido, la maestra en danza pidió concentrarse en el objetivo hacia donde apunta la decisión. “Si es para salvarnos a todos, yo lo acojo. Hay que acogerse a las medidas. Hay muchos contagios”.


En cuanto al problema de la representación de los hacedores del Carnaval en la mesa de deliberación, Herrera se declaró tranquila, pues, en su opinión, siempre hay representatividad. “Eso es incondicional. Así no estemos todos reunidos, nosotros estamos representados allí. Hay un comité”.


La hacedora terminó recordando que la semana pasada los directores de comparsas estuvieron reunidos en la Casa del Carnaval para recibir información sobre las actividades y que, en esa jornada, el recinto estaba “a reventar”.


“Yo ese día me pregunté: ‘Si hoy las cosas están así aquí, ¿cómo estarán en la calle cuando lleguen los eventos oficiales?’. Estoy segura de que esa reunión con nosotros fue la que dio pie a esa otra reunión en la que decidieron aplazar el Carnaval”, concluyó Herrera.