top of page

¿Es una sentencia de muerte el ser portador de VIH/Sida?

Hoy, 1 de diciembre, se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el Sida.

El lazo rojo es en todo el mundo el símbolo de la solidaridad con los enfermos de sida e infectados con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Foto: FreePik.

El estigma que existe frente a esta enfermedad es sin duda una de las mayores batallas que deben librar quienes la portan. El desconocimiento que existe en cuanto al VIH/Sida es quizás lo que causa que muchas personas tengan prejuicios e incluso “temor” al estar cerca de alguien seropositivo. No obstante, la ciencia ha avanzado y tener este virus en el cuerpo ya no es sinónimo de muerte.

Hace ya 41 años que comenzaron a ser reconocidos los síntomas del “Sida”. El pánico colectivo reinó para esos días y se veía con malos ojos a quien aparentaba estar enfermo. Quienes se enfermaban posiblemente fallecían, pues, aunque realmente este virus comienza siendo VIH (retrovirus que infecta las células del sistema inmunitario humano), sin el tratamiento adecuado se convierte en Sida (síntomas e infecciones que van asociados a la deficiencia adquirida del sistema inmunitario) y es allí cuando realmente es letal.

Con el paso de los años los enfermos comenzaron a “esconderse”. Nadie quería decir en voz alta que portaba la enfermedad y las familias lo guardaban como “el secreto más grande”. En la actualidad, afortunadamente el panorama ha cambiado. Las personas con VIH tienen hoy día la posibilidad de vivir una vida larga y plena siempre y cuando esté en tratamiento y mantenga un estilo de vida “sano”.

Pese a lo anterior, el estigma aún sigue latente. A pesar de que ya muchas personas deciden compartir sus diagnósticos o “hacerse oídos sordos” ante los malos comentarios, la realidad es que muchas personas siguen menospreciando a aquellos que padecen esta enfermad, y aunque no es correcto, es algo que sucede debido a la misma sociedad que ha satanizado el VIH/Sida desde siempre.

Uno de los “tabúes” más difíciles de erradicar es el tema del contagio. Aún en pleno 2022 hay ciudadanos que piensan que esta enfermedad puede contagiarse por compartir espacio con alguien contagiado o por contacto físico, pero la realidad es otra. La mayor parte de personas que contraen VIH lo hacen mediante relaciones sexuales, ya sean anales o vaginales, también al compartir agujas infectadas, jeringas o cualquier elemento que sirva para inyectar y haya sido utilizado por un portador.

Según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), las relaciones sexuales anales son el tipo de actividad sexual de mayor riesgo para contraer o transmitir el VIH, esto, según la entidad, debido a que la mucosa que recubre el recto es delgada y puede permitir la entrada del VIH al cuerpo durante este tipo de actividad sexual.

Por lo anterior, normalmente se suele relacionar mucho esta enfermedad con los hombres homosexuales, ya que, de hecho, la primera persona en ser portadora fue un hombre perteneciente a la comunidad LGBTI; sin embargo, cualquier persona puede contagiarse, aunque el CDC explica que las relaciones sexuales vaginales implican menor riesgo de contraer el VIH que las anales receptivas, la mayoría de las mujeres que contraen el VIH lo contraen a través de las relaciones sexuales vaginales, pues el virus puede entrar al cuerpo de la mujer a través de las membranas mucosas que recubren la vagina y el cuello uterino.

¿Cómo están las cifras de VIH en Colombia?

Según el Fondo de Población de las Naciones Unidas – UNFPA, para el año 2021 se identificaron un total de 134.636 personas viviendo con VIH, de ellas el 77,41% son hombres que se encuentran en un rango de edad entre los 25 y 34 años.

En este mismo año por cada 3,4 casos en hombres, una mujer es diagnosticada en el país; sumado a ello, el estigma, la discriminación, las desigualdades, las violencias de género y la violencia sexual aumenta la vulneración de los derechos de las poblaciones en riesgo.

Al 31 de enero del presente, hubo una cifra en total 141.787 personas viviendo con esta enfermedad, de las cuales 12.919 son casos nuevos, siendo la vía sexual la principal forma de transmisión. De esta cifra, el 63% de los casos corresponde a personas con edades entre los 25 y 29 años.

En cuanto a la capital del Atlántico, a la fecha hay un total de 935 casos de pacientes seropositivos, siendo el 92 % de ellos atendidos y sujetos a los tratamientos pertinentes y atención integral. Así lo aseguró Ligia Oviedo, jefa de Salud Pública del Distrito.

En cuanto a las iniciativas, para esta fecha en Barranquilla se llevarán a cabo una serie de encuentros y eventos no solamente para conmemorar la fecha, sino también para llevar un mensaje de tolerancia y respeto a la ciudadanía en general, esto por medio de talleres y actividades lúdicas.

“En esta fecha Barranquilla se suma a ‘La igualdad ya’. Para esta fecha tenemos una serie de actividades educativas, tanto para la comunidad en general, como para el personal clínico, para fortalecer competencias, para que el recurso humano en salud pueda diagnosticar y tratar tempranamente estas enfermedades”, dijo la funcionaria.

De igual forma, Oviedo precisó que actualmente se están realizando en la ciudad pruebas gratuitas de VIH para aquellos que tengan la sospecha de que pudieron contraer el virus.

“No les dé temor hacer las pruebas. Cada vez que identificamos a un paciente de manera temprana podemos actuar frente a esta y otras enfermedades. El Distrito también está realizando actividades lúdicas en general, tendremos la Feria de la Salud en el Parque Surisalcedo y están todos cordialmente invitados”, añadió la jefa de Salud Pública.

¿Cómo se vive la vida con VIH?

Las personas que tienen VIH pueden tener una vida absolutamente normal, plena y larga. Pueden estudiar, trabajar e incluso tener hijos y formar una familia. Hoy día existen tratamientos.

Es normal que una persona al enterarse que porta esta enfermedad tenga sentimientos encontrados, tristeza, ira, enojo, frustración, etc.; no obstante, el diagnostico deja de ser aterrador con el pasar del tiempo y los portadores se van sintiendo mejor.

Es necesario que las personas que tienen VIH no se traten únicamente con el tratamiento para la enfermedad, sino que tenga toda una red de apoyo y acompañamiento que sirva de apoyo emocional y psicológico. Hay medicamentos que ayudan a mantener a los seropositivos saludables y existen muchas maneras de evitar transmitir el VIH a las parejas sexuales. En realidad, las personas que tienen VIH pueden tener relaciones y llevar vidas normales siempre y cuando se tomen algunas precauciones.

El VIH no tiene cura, pero si existen medicamentos específicos para controlar la enfermedad y evitar que esta destruya el sistema inmune de sus portadores, pues es precisamente esto lo que el virus suele hacer en el cuerpo humano, baja las defensas hasta tal punto que una simple gripa puede ser mortal para quien no lleva a cabo el tratamiento indicado para esta enfermedad.

¿Cuál es la diferencia entre el VIH y el Sida?

Ambos conceptos pueden confundirse; sin embargo, no todas las personas que viven con VIH tienen Sida.

En la guía para comunicadores sobre VIH/sida de la Iniciativa de Medios Latinoamericanos sobre el Sida (IMLAS) coordinada por la Fundación Huésped, se explica que el VIH es el virus que afecta como tal al sistema de defensas del organismo el cual, una vez debilitado por el VIH, permite la aparición de enfermedades. Esta etapa más avanzada es la que se denomina Sida.

En pocas palabras, no todas las personas que viven con VIH alcanzan esta última etapa, pero todas las personas a las que se les desarrolla el sida, viven con VIH. Como tal, Sida es el nombre de la enfermedad, y la sigla VIH (virus de inmunodeficiencia humana) designa al virus que la causa.

De igual forma, la guía explica que el período de tiempo que tarda el VIH en convertirse en sida es distinto según cada persona y depende en gran medida de que tome o no medicación.

“Generalmente, las personas a las que se les administran tratamientos con drogas adecuadas y que toman correctamente los medicamentos evitan la progresión a desarrollar enfermedades”, aseveró el documento.

Foto: OMS.

¿Cómo se previene contraer la enfermedad?

En la actualidad existen distintas herramientas para contraer el VIH. Las más importantes son, por ejemplo, el uso de preservativo de manera correcta, no compartir jeringas ni agujas e incluso la abstinencia (no mantener relaciones sexuales).

Algo que también es ideal para prevenir contraer la enfermedad son los medicamentos creados para este fin, como profilaxis prexposición (PrEP) y profilaxis posexposición (PEP). Los medicamentos de la PrEP son altamente eficaces para prevenir la infección por el VIH a través del sexo.

“Elija relaciones sexuales que sean menos riesgosas que las anales o vaginales. Hay entre poco y nada de riesgo de contraer el VIH a través de las relaciones sexuales orales. No se puede contraer el VIH a través de las actividades sexuales que no involucran contacto con líquidos corporales (como el semen, las secreciones vaginales o la sangre)”, precisó el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades.

Según los cálculos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), solo el año pasado, el Sida se cobró 450.000 vidas y 1,5 millones contrajeron el virus. El organismo estimó que 38,4 millones de personas viven con VIH, más de dos tercios en África.

Por su parte, la ONUSIDA afirmó que un 15 % de todos los fallecimientos el año pasado por esta enfermedad correspondieron a niños menores de 14 años, a pesar de que representan menos del 15 % de los seropositivos en todo el mundo. En total, 38,4 millones de personas padecen de VIH en todo el mundo, según las últimas estadísticas que existen.

Es importante recalcar que, pese a esas cifras, un diagnóstico temprano es clave para poder seguir viviendo y gracias al cada vez más extendido acceso a medicamentos, en muchas partes del mundo se ha vuelto un problema de salud crónico que puede tratarse sin ningún inconveniente. Incluso hay países que están cerca de eliminarlo.

"Llevamos 40 años investigando, y aunque no tenemos una vacuna, sí se han hecho desarrollos importantes para combatirlo, tratarlo y mejorar la vida de quienes lo tienen", dijo a la cadena BBC Mundo el profesor de la Escuela de Medicina David Geffen de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) especializado en la investigación del tema, David Goodman-Meza.

Los tres avances más esperanzadores en la lucha contra el VIH/sida que existen actualmente son:

· El uso de antirretrovirales más eficaces (y cómodos).

· Medicamentos preventivos exitosos.

· Las investigaciones para una vacuna.

En pocas palabras, si bien lo mejor siempre será evitar el contagio y tener una vida sexual responsable, sin lugar a dudas portar esta enfermedad NO es sinónimo de muerte. Es posible vivir una vida larga y con salud siempre y cuando se tenga responsabilidad y apoyo en el camino.

A continuación, dejamos una serie de tweets de personas que han sido diagnosticadas con esta enfermedad y comparten sus vivencias a través de esta red social.






Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page