ENTREVISTA| "La academia es crucial para despertar el espíritu emprendedor": Rosalba Pérez

La necesidades en el mercado del mundo moderno han cambiado y son las nuevas generaciones quienes darán respuesta a estas, por medio de ideas de negocios innovadoras. El apoyo de profesores desde las universidades, será fundamental para que sean desarrolladas con éxito.

El mundo de hoy va evolucionando día tras día, las tecnologías avanzan y el mercado cada vez más tiene nuevas exigencias frente a las necesidades que existen, además de los cambios a los que nos ha enfrentado la pandemia de la Covid-19.


Teniendo en cuenta este panorama, es importante que los jóvenes puedan desarrollar capacidades que los impulsen a crear sus propias oportunidades para salir adelante, y el apoyo desde las universidades debe ser fundamental para este proceso.


En #REGIONCARIBEORG conversamos con Rosalba Pérez Fontalvo, trabajadora social, Magister en Desarrollo Organizacional y Especialista en Gerencia de empresas comerciales, quien a través de su conocimiento y experiencia nos explica la importancia que tiene la academia en el acompañamiento a los estudiantes, para lograr que estos sean profesionales con capacidad de autogestión y generen ideas propositivas.


"Es necesario que se incentive a los jóvenes desde temprana edad a desarrollar un pensamiento flexible que les permita adaptarse rápidamente a los cambios vertiginosos a los que estamos siendo expuestos, adicionalmente la capacidad de autogestión es una de las competencias que marcará la diferencia entre aquellas personas que logren auto gestionarse y las que no".

Así lo manifiesta la profesional, añadiendo que los nuevos ambientes laborales descentralizados y el reto de emprender invitan a ser cada vez más disciplinados, comprometidos y productivos para lograr ser competitivos en el mercado laboral y en cualquier ecosistema económico en el que se desee crecer como empresarios.

En este año que empieza y en este momento en el que los jóvenes nuevamente retoman sus actividades académicas, se hace entonces necesario que las universidades puedan incluir dentro de sus planes de estudio espacios para fomentar en ellos temas de emprendimiento por medio de diferentes estrategias.


"La sensibilización desde la academia es crucial para comenzar a despertar el espíritu emprendedor. Incluir en los programas académicos cursos de creación de proyectos y servicios desde las distintas disciplinas académicas es clave para incentivar a los jóvenes que visualicen y desarrollen ideas de negocio desde sus competencias y habilidades profesionales", asegura Pérez.


Explica Rosalba, que esto les dará luces para enfocarse en cómo pueden crear un producto o servicio que solucione las necesidades reales del mercado, generando así posibilidades formales de ingreso y generación de empleos, que son tan necesarias en estos momentos de crisis económica a causa de la emergencia sanitaria.


Además, recomienda que "se hagan alianzas con las oficinas de emprendimiento y las aceleradoras presentes en las distintas universidades para que estas brinden asesorías de forma integral a esas ideas de negocio, y puedan construir prototipos que en un futuro se conviertan en productos reales que contribuyan a la solución de una necesidad presente en el mercado".


Hoy se hace evidente que muchos profesionales no desean convertirse en empleados sino ser sus propios jefes, ciertas tendencias generales del mercado, el auge de los millenials, la modalidad de trabajo freelance y trabajos por proyectos, así lo han demostrado.


Es por esto, que hoy los programas académicos de las universidades deben entregar a sus estudiantes las herramientas necesarias que les permitan estructurar adecuadamente sus proyectos profesionales de emprendimiento y se refuerce o perfeccione este conocimiento con ofertas académicas a nivel de estudios de especializaciones en temas relacionados con la creación de empresa.


Hay que destacar que, actualmente se requieren nuevas formas de pensar y gestionar oportunidades y este reto sin duda alguna debe ser asumido por las nuevas generaciones, pero contando con el respaldo de académicos y mentores que puedan ser guía en este camino, que con buenas bases puede llevar al éxito muchas ideas que hoy se encuentran escondidas en la mente de muchos estudiantes.