ENTREVISTA | "Del Carnaval voy a extrañarlo todo": Adolfo Maury

El director de la danza más antigua del Carnaval de Barranquilla, le contó a #REGIONCARIBEORG esos momentos que echará de menos en este fin de semana, en el que se estarían desarrollando las fiestas de manera presencial y que hoy han tenido que trasladarse a la virtualidad, destacando el trabajo de nuestros hacedores, los verdaderos protagonistas de la fiesta.

Fotografía de archivo del Congo Grande de Barranquilla

145 años de baile, de historias y tradición, cumplió de fundada este 2021 el Congo Grande de Barranquilla, la danza más antigua del Carnaval que ha participado de manera ininterrumpida cada año, pero que en esta ocasión debido a la pandemia de la Covid-19, tuvieron que unirse a una celebración diferente desde los escenarios virtuales.


En #REGIONCARIBEORG conversamos con Adolfo Maury, director de esta danza hace 16 años e integrante del grupo hace 40. Él, nos expresó su opinión acerca de la cancelación de las fiestas, recordando que lo más importante en estos momentos es preservar la vida.


"Era algo para lo cual ya estábamos preparados. Con esta situación que estamos viviendo pienso que debe primar el derecho a la salud y a la vida. Como personas del folclor, ante esta situación lo tomamos con toda la responsabilidad y estamos totalmente de acuerdo con la decisión de cancelar el Carnaval. Lo importante es proteger al público y a esos tesoros vivos que conforman nuestros grupos, esas personas mayores que le aportan mucho al carnaval".
Fotografía de archivo del Congo Grande de Barranquilla

Sin embargo, este importante gestor cultural reconoce que este año extrañarán todos esos momentos de alegría y fervor que viven junto a la gente en las calles. Una especie de "guayabo carnavalero", se le escuchaba en su voz llena de nostalgia al recordar los diferentes momentos que comparten durante los 4 días de fiesta.


"Del carnaval voy a extrañarlo todo. Como barranquillero y amante de nuestras tradiciones y nuestro carnaval, se extraña desde el primer ensayo que realizamos hasta esa despedida que le brindamos a nuestros integrantes el martes de carnaval, día en que hacemos parte del último evento en la calle 84, regresamos a casa y nos despedimos, hacemos la oración para que nos siga yendo bien el resto del año".

Fotografía de archivo del Congo Grande de Barranquilla

Adolfo, señala que personalmente lo que más falta le hará es poder interactuar con el público. "Ese publico al cual nos debemos, el bailar con ellos, que te llaman para tomarte una foto y preguntarte por tu manifestación", afirma; destacando que también extrañará el calor de cada integrante de la familia del Congo Grande de Barranquilla y cada palabra de aliento que comparten durante los eventos.



Tradición familiar


Danza Congo Grande de Barranquilla desfilando en la carrera 54, Parque los Fundadores, en 1914.

Desde niño Adolfo ha disfrutado del Carnaval siendo protagonista, siguiendo la tradición que veía en sus abuelos, padres y tíos. Hoy en día vive agradecido por esa oportunidad que le brindaron desde su hogar, porque gracias a ello ha podido mantener viva esa tradición de generación en generación.


"Durante este ir y venir en este camino del maravilloso mundo carnavalero como yo lo llamo, pienso que la enseñanza más bonita que me ha dejado es haber podido aprender de esos grandes maestros de nuestra danza que lamentablemente hoy ya no nos acompañan. Uno de esos de esos grandes hombres que aportaron su granito de arena, fue mi abuelo Ventura Cabrera que me enseñó muchas cosas, grandes personas como lo fueron Ángela Almanza, Carlos De Moya, Gilberto Altamar y mucho otros...".

Así recordó el director del Congo Grande Barranquilla, quien en estos momentos agradece a Dios por tener la oportunidad de poner en practica todas esas enseñanzas "con mucha sabiduría" para llevarle a las nuevas generaciones este maravilloso legado tan lleno de tradición como lo es la danza del Congo.

En cuanto al futuro, Adolfo se mantiene lleno de esperanza y energía positiva. Considera que el Plan de Vacunación que está próximo a iniciar aliviará poco a poco las difíciles circunstancias a las que nos ha enfrentado el Covid-19, y espera el próximo año poder volver a bailarse sus carnavales bajo el sol resplandeciente de la arenosa y el calor humano del público que los ovaciona.


"Hay que tener la fe, la certeza y el optimismo de que esto va a pasar muy pronto. Ya apareció la vacuna y nuestra esperanza es que en el 2022 nos reunamos nuevamente y podamos disfrutar del carnaval en todo su esplendor".

Entradas Recientes

Ver todo