En municipios del Atlántico, autoridades evalúan afectaciones tras el paso de IOTA

La gobernadora instaló una mesa técnica de trabajo, para definir cuáles son las inversiones que se requieren para brindar soluciones a largo plazo.

Fotografía de Gobernación del Atlántico

Este martes, la gobernadora Elsa Noguera, inició un recorrido por los municipios afectados tras el paso de la onda tropical IOTA, que causó fuertes afectaciones en 18 poblaciones del departamento, para evaluar la situación y definir las acciones que se deben tomar para brindar la atención requerida.


La mandataria se hizo presente en los municipios de Santo Tomás y Candelaria y además visitó las playas de Santa Verónica, en donde expresó todo su apoyo al alcalde y la comunidad y explicó las causas de las emergencias presentadas.

"Estos fenómenos que se presentaron en estas playas primero fueron por los efectos del huracán Iota; segundo, por toda la mareta que se ha presentado en el mar y, tercero, debido al desbordamiento del arroyo que desemboca en este mar que venía con desechos y sedimentación, lo cual ha empeorado el oleaje", sostuvo Noguera.

Así mismo, la gobernadora aseguró que se instalaron mesas de trabajo para definir cuáles son las inversiones que se requieren, tanto en espolones como en canalización de arroyos, en las que van a participar la Dimar, la Universidad del Norte, la Alcaldía y la Gobernación.


El objetivo es que a finales de año se conozca el valor de las inversiones, para buscar los recursos necesarios junto al Gobierno Nacional y congresistas, y de este modo dar solución definitiva a los habitantes de Juan de Acosta.

Fotografía Gobernación del Atlántico

Por otra parte, en el municipio de Santo Tomás, la mandataria visitó a las que familias resultaron afectadas en el barrio 7 de Agosto y explicó las medidas que se están tomando en estos momentos.

"Son 1.500 familias que hoy sufren cada vez que llueve y lo que estamos haciendo es sacando el agua con las motobombas y llevarla hasta la ciénaga. Sin embargo, se requieren soluciones definitivas. Mientras tanto, nos comprometemos con el alcalde a limpiar toda la taruya que no permite que el agua circule y, que cuando llueve, reduce la capacidad y se generan las inundaciones", aseguró.

En cuanto al municipio de Candelaria, en donde se desbordó la ciénaga debido a la alta sedimentación, la gobernadora afirmó que esto será resuelto mediante las inversiones que se harán en la planta de tratamiento de agua potable.


Finalmente la mandataria departamental hizo un llamado a los atlanticenses a mantener la calma con respecto a las dos ondas tropicales que se acercan y a ser prudentes, anotando que las playas en el departamento continuarán cerradas hasta nueva orden.


Cabe destacar que los cuerpos de socorro voluntarios continúan realizando censos para conocer con exactitud las afectaciones y el número de damnificados, en los diferentes municipios que resultaron afectados.