En la región Caribe sigue el control de los políticos tradicionales: Politólogo



Durante el día de ayer se estuvo realizando las elecciones al Senado y Cámara de Representantes en todo el territorio nacional para el período 2018-2022, votaciones que dieron bajo la vigilancia de la Fuerza Pública, y la Registraduría Nacional de Estado Civil. En la Región Caribe las sorpresas no fueron muchas, excepto en La Guajira, donde los aspirantes al Senado no pudieron alcanzar los votos permitidos, pero obtuvo dos curules en la Cámara de Representantes. En la Cámara de Representantes, la Región Caribe obtuvo 55 curules en la cámara de representantes. Para el politólogo Luis Fernándo Trejos Rosero, docente tiempo completo de la Universidad del Norte en Barranquilla, en la Región Caribe se sigue demostrando el poder de los partidos políticos tradicionales. “La región caribe hay un claro predominio control de los políticos tradicionales, no hay nueva fuerzas políticas que irrumpan o amenacen la estabilidad de estos partidos en términos de curules y votaciones”, afirma. Rechazó que en la costa se deba “incentivar” el voto de las personas durante el mismo día de las elecciones, y que en cierta manera, en la Región Caribe “pesa mucho los recursos humanos y materiales para el día de las elecciones”, y esto sería un “rasgo perverso de nuestra democracia en la región”. Siguiendo con su análisis, Luis Trejos manifestó que en las elecciones para la Cámara de Representantes y del Senado que se realizaron ayer quedó, una vez más demostrado, que para cualquier aspirante presidencial, visitar la Región Caribe es esencial para su campaña presidencial. “La región caribe se convierte en un factor determinante para cualquier pretensión presidencial, quien quiera ser presidente debe pasar por la región caribe a negociar, y pasar por las casas políticas tradicionales”, dijo. También se refirió en la elección al Senado de John Moisés Besaile, el hermano de Musa Besaile, quien hoy en día se encuentra capturado por el cartel de la toga. “Lo que uno termina viendo es que hay una infraestructural electoral o una maquinaria que se transmite, es un aparato electoral o clientelar familiar”, sentenció el politólgo Luis Trejos.