En esta nueva fase, Montería se mantiene con pico y cédula

La capital cordobesa realizará la reapertura paulatina de los sectores de la ciudad..

Catedral San Jerónimo

En esta nueva fase, el Gobierno le apuesta a una reapertura con miras a la reactivación económica; sin embargo, la COVID-19 sigue latente, por ello, la administración de Montería lanzó un nuevo paquete de medidas.


“No significa que bajemos la guardia y nos relajemos con las medidas, siempre será mejor quedarse en casa y exponerse lo menos posible porque el coronavirus no se ha ido ni la pandemia ha terminado”, indicó el alcalde Carlos Ordosgoitia Sanin.


Es así como, el toque de queda regirá de lunes a domingo en el horario de 10:00 p.m. a 5:00 a.m. No habrá ley seca pero se mantiene la restricción del consumo de bebidas embriagantes en sitios públicos. El pico y cédula solo regirá para el ingreso a bancos, supermercados, centros de abastecimiento y notarías, así como para el pago de subsidios del Gobierno Nacional.

Lunes: 1 y 2 Martes: 3 y 4 Miércoles: 5 y 6 Jueves: 7 y 8 Viernes: 9 y 0 Sábado: 1,2,3,4 y 5 Domingo: 6,7,8,9 y 0

Los establecimientos de comercio deben regular aforo y mantener las medidas de bioseguridad: uso de tapabocas, zona de desinfección, distanciamiento físico y mantener controlado el aforo para evitar aglomeraciones.

La apertura de sectores será gradual pues no todos los sectores entrarán a funcionar al mismo tiempo, de acuerdo a lo indicado por el alcalde de la ciudad. “Debemos garantizar que se cumplan los protocolos de bioseguridad y para eso haremos las visitas de verificación previas acorde al cronograma de apertura que tenemos previsto para el mes de septiembre”, explicó al alcalde.

El cronograma es el siguiente:

Primera semana de septiembre: restaurantes, transporte intermunicipal y aéreo. Segunda semana de septiembre: servicios religiosos, gimnasios, box, estudios funcionales y lugares donde se realice ejercicio, entrenamiento y acondicionamiento físico. Tercera semana de septiembre: moteles


De acuerdo a los indicadores de ocupación de camas en UCI y positividad en pruebas para el diagnóstico de COVID-19 en rangos estables, se avanzará en la reapertura de los sectores.