En el Congreso se convocó a un debate para hablar sobre las altas tarifas de energía en el Caribe

Los altos costos que mes a mes pagan los ciudadanos de la región Caribe han ocasionado el descontento de las entidades de control departamentales que desde hace ya varios días vienen debatiendo respecto a esta problemática y la solución que se espera por parte del Gobierno nacional

Son diversas las quejas que los ciudadanos levantan contra las empresas de energía eléctrica. Foto: cortesía

Este miércoles en horas de la mañana se llevará a cabo en el Congreso de la República el primer debate de control político de esta nueva legislatura.

Según la agenda en este primer debate se discutirá no solo la calidad del servicio de energía eléctrica en la región Caribe, sino también las cifras elevadas de dinero que mensualmente pagan los usuarios que utilizan el servicio.

Según el senador Efraín Cepeda, que fue quien que propuso el debate, afirmó que en la reunión se tendrá que rendir informe sobre el aumento tarifario de la energía, la distribución del servicio, ejecución de planes de inversión, indicadores y situación financiera de las empresas

La discusión respecto al servicio de energía que se presta en la región es una problemática que viene desarrollándose hace ya algún tiempo. Generalmente las quejas suelen ir desde la “pésima calidad del servicio”, según afirman los usuarios, hasta los costos excesivos que cobran estas empresas prestadoras del servicio.

“Yo soy estrato uno y he tenido que pagar hasta $180.000. No tengo aire y solo utilizo un televisor y la licuadora ya que vendo jugos, pero por usar una licuadora me parece demasiado”, indicó Marina Ruíz, moradora del barrio La Pradera de Barranquilla.

Esta situación ha hecho que los dirigentes políticos de los distintos departamentos abanderen la situación y sean ellos quienes alcen la voz de descontento ante las autoridades nacionales.

En el Caribe el kilovatio por familia está entre 924,99 y 946,7, mientras que en ciudades como Bogotá o Medellín se paga aproximadamente pagan 638,56 pesos por cada kilovatio, lo que significa que lo que se paga en la región por familia es el doble de lo que se paga en otros puntos del país. Este incremento afecta directamente la economía de todos los ciudadanos que deben pagar estos excesivos valores, especialmente aquellos de pocos recursos que deben sacar presupuesto de otras cosas para poder cubrir los gastos de energía, por ejemplo; de la canasta básica.

“Yo si antes compraba dos libras de pollo ahora debo comprar solo una ya que esos recibos llegan altísimos. Siento que estoy pagando como si viviera en algún barrio del Norte ya que son pagos mensuales para gente que gana más de dos o tres salarios mínimos. Aquí el salario no rinde con esos pagos”, agregó Ruíz.

Al debate de control, asistirán el ministro de Minas, Diego Mesa; la superintendente de Servicios, Natasha Avendaño; el director de la Creg, Luis Zuluaga y los directivos de las empresas Air-e y Afinia.

Se espera que esta problemática pueda ser solucionada eficientemente para así darle un respiro a los ciudadanos que mensualmente deben hacer frente a estos altos costos de energía eléctrica.