top of page

En el Atlántico se crean Ecoescuelas para fomentar mejores prácticas ambientales

Este proyecto hace parte de una iniciativa de la CRA, la Gobernación del Atlántico y la Universidad Simón Bolívar.

Foto: Gobernación

Las Instituciones Educativas Juan V. Padilla del municipio de Juan de Acosta y San Juan Bosco de Sabanagrande son pilotos de Ecoescuelas, una estrategia de producción más limpia, que se constituye en un laboratorio vivo que les permite a los estudiantes experimentar y validar mejores prácticas ambientales.

Desde la secretaria de Educación Departamental se informó que los laboratorios vivos al interior de los establecimientos educativos permitirán la producción autosostenible de 1 tonelada de peces y de 1.2 toneladas de hortalizas al año.

Mientras tanto, la Corporación Autónoma Regional del Atlántico (CRA) junto a la Universidad Simón Bolívar lideran el programa Apropia, una apuesta para el fortalecimiento de la gestión e innovación ambiental sostenible de los recursos naturales del Atlántico y la Ecoescuela es uno de los proyectos.


Jesús León, director de la CRA, señaló que Apropia es un programa donde la ciencia, la tecnología, la innovación y las comunidades forman parte de un nuevo capítulo de la gestión ambiental en el departamento.




"Apropia busca que cada uno de los habitantes de nuestro territorio se apropie del conocimiento, para generar gobernanza y sostenibilidad ambiental. Estamos entregando en esta institución educativa una estrategia de producción más limpia, de economía circular, que se ve representado en cultivos acuapónicos que van a garantizar la seguridad alimentaria, pero también van a mejorar la calidad de vida los jóvenes de este plantel educativo. Aquí se va a producir, en distintos ciclos, hortalizas como lechuga de clima caliente y tilapia roja, más de 600 kilogramos en cada uno de los ciclos, que aspiramos sea cada seis meses, para comercializar y también para consumo primario", explicó el director.


Para Édgar Higgins, docente de biología y química de la IE Juan V. Padilla de Juan de Acosta, este proyecto de Ecoescuela es muy importante porque se ha convertido en el escenario propicio para que los estudiantes puedan adquirir cierto grado de responsabilidad social y ambiental, al entrar en contacto con este entorno vivo.


“Aquí los chicos entran y aprenden sobre diversos temas, no solo en el área de las ciencias naturales, sino también sobre negocios verdes, economía circular, y eso los ayuda a construir su proyecto de vida, porque contribuye a la sostenibilidad ambiental y a un proceso de seguridad alimentaria, por lo que un estudiante puede consolidar aquí su proyecto de vida y apuntar más adelante hacia la agroindustria, la producción agrícola y pecuaria, con estrategias más tecnificadas y aterrizadas, enfocados en la investigación”, indicó el docente.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page