Elsa Noguera pidió apoyo al director de la Unidad Nacional frente a los efectos de la ola invernal

La Gobernadora inspeccionó trabajos de bombeo que permitirán bajar niveles en el Embalse del Guájaro, a través del descargue de las aguas en el Canal del Dique, por medio del canal madre del sistema de drenaje del sur del Atlántico.

Cortesía: Gobernación

La gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, lanzó una señal de auxilio al Gobierno Nacional, debido al riesgo que están atravesando algunas poblaciones del sur del departamento ante las posibles inundaciones por el alto nivel del Embalse del Guájaro en medio de la segunda temporada de lluvias.


“De la mano con nuestros alcaldes, la comunidad y todo el equipo de la Gobernación del Atlántico, estamos lanzando un SOS al director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo. Sus equipos técnicos ya llevan semanas visitándonos, ya tenemos claro el diagnóstico y lo que queremos es que nos visite el director para que pueda tomar decisiones y nos acompañe en este proceso de mitigación frente a los efectos de la ola invernal”, manifestó la mandataria departamental, Elsa Noguera.


Son 8 mil millones de pesos los que la Gobernación del Atlántico ha destinado para atender las emergencias por la temporada de lluvias en los municipios del departamento.

“Realizamos obras de drenaje, limpieza, para ver cómo a través de la compuerta que tenemos en Puente Militar podemos desaguar parte del agua del Embalse del Guájaro, que llegue al Canal del Dique, para que baje un poco el nivel del embalse y que puedan dormir más tranquilos los cinco corregimientos y las cabeceras de los tres municipios que tenemos alrededor del Guájaro”, sostuvo Noguera.

Por su parte, el director de la Corporación Regional Autónoma (CRA), Jesús León Insignares, explicó que medidas se están tomando en el sur del departamento para contrarrestar las emergencias que se puedan generar en los próximos días por la temporada de lluvias.


“Desde la Estación Boquitas evaluamos una posible solución de alternativas para drenar, sacar agua a todo el sistema de drenaje del sur del Atlántico a los municipios de Suan, Campo de la Cruz Santa Lucía y Manatí, pero también a la zona centro sur que hoy está afectada por nuestro Embalse del Guájaro, que presenta unos niveles muy altos a través de este sistema habilitando, un sistema de compuerta existente en Puente Militar. Es posible que podamos drenar un poco de agua y traerla hacia el Canal del Dique para que, por conducto de esta estación, implementando y usando cuatro bombas que se encuentran aquí ubicadas que tienen una capacidad importante podamos extraer agua del Embalse del Guájaro y llevarla hacia el Canal del Dique. Esto es importante toda vez que el Embalse presenta niveles muy altos, pero además es un cuerpo de agua lento. El Ideam nos reporta que se presentarán grandes precipitaciones de lluvia en lo que queda del mes de octubre y muy seguramente este fenómeno de la niña nos acompañará hasta el mes de diciembre y es por eso que estamos hoy generado soluciones y alternativas para poder salvaguardar la vida de nuestras comunidades y nuestros ecosistemas en todo el departamento del Atlántico”, Jesús León Insignares.

La idea es que, si se cumplen los pronósticos que ha emitido el Ideam a cerca de un invierno fuerte para los próximos días, el Embalse del Guájaro descienda y pueda sostener esa nueva carga que le caería.


Por otro lado, la gerente de Funrural, Alexandra Forero, también acompañó a la Gobernadora en el recorrido y afirmó que dentro de las labores de evacuación de agua en el Embalse del Guájaro “también se está revisando el sistema de drenaje de Manatí. Para ello, necesitamos habilitar un canal, que por muchos años de dejó de rehabilitar hasta que la Gobernación invirtió en obras de recuperación, para pasar el agua por allí y, a través del bombeo, salga hacia el Canal del Dique. En un trabajo mancomunado, esperamos poder muy pronto evacuar el agua del Guájaro para disminuir los niveles”, resaltó.

En el corregimiento de La Peña (Sabanalarga), también se viene adelantando la construcción de una barricada con sacos en varios tramos del Malecón, donde trabajan 100 obreros, distribuidos en cuatro cuadrillas, en la ejecución de una barrera de 60 centímetros de altura con doble fila de sacos, sobre el andén del Malecón. En total, hasta anoche, se conformaron 660 metros de barrera y se han colocado 20 mil sacos rellenos de arcilla para compactar la barricada.