El uso de la pólvora dejó 6 lesionados en Barranquilla durante la Noche de Velitas

Cinco adultos resultaron con quemaduras leves y un menor presentó intoxicación con triqui traque.

Foto: cortesía.


Por: Aldira Chamorro Ojeda.


En lo que respecta al uso de la pólvora y a evitarle riesgos a los menores, aún falta mayor responsabilidad por parte de los adultos. Esto ha quedado evidenciado con el reporte del Sistema de Vigilancia en Salud Pública, que registra 6 personas lesionadas durante la celebración de la Inmaculada Concepción de la virgen María con la Noche de Velitas.


El reporte, con corte a 7 de la mañana del 8 de diciembre, indica que los casos se registraron entre la noche del 7 y la madrugada del 8 del presente mes. Explica que cinco adultos resultaron con quemaduras leves y un menor, de 5 años de edad, presentó intoxicación al ingerir fósforo blanco (triqui traque), en hechos ocurridos en el barrio el Santuario, al suroccidente de la ciudad.


La secretaria Distrital de Salud, Alma Solano, reiteró el llamado a la ciudadanía para que eviten usar elementos pirotécnicos en las celebraciones de la temporada de Navidad y Año Nuevo. “No llenemos de tristeza las fechas tradicionales para los barranquilleros, el Distrito y demás autoridades seguiremos con nuestras campañas de prevención”, expresó la funcionaria.


Agregó, que a los niños no se les puede permitir el uso de pólvora y tampoco dejarlos solos durante los festejos.


En su cuenta de Twitter, el alcalde Alejandro Char insistió sobre la necesidad de que los padres de familia mantengan a sus hijos alejados de la pólvora. “Disfrutemos sanamente la mejor época del año para que sea motivo de alegría y recuerdos felices, atendiendo las recomendaciones de las autoridades”, dijo el mandatario.


Recomendaciones

*Evite la fabricación, almacenamiento, venta, transporte, y manipulación de pólvora.

*Evite que elementos con pólvora queden al alcance de los menores de edad.

*Los niños no deben estar solos en la casa ni en la calle.

*No permita que los niños estén cerca de ollas con agua caliente, tomas de corriente eléctrica, medicinas, lugares donde puedan tropezar o resbalarse.

*No dejar al alcance de los niños: líquidos, tóxicos, elementos y artículos que por su tamaño puedan ingerir accidentalmente.


**Con información de Prensa - Alcaldía.