top of page

El que madruga, Dios le ayuda

Las estadísticas lanzadas el domingo 12 de marzo por el World of Statistics, colocaron a Colombia como el primer país que se levanta más temprano en el mundo.

Foto: Twitter de World of Statistics


Las 6:31 a.m. es la hora en que la mayoría de los colombianos se despierta, es por eso que en el mercado de Boston ubicado sobre la calle 59 con carrera 44, son los trabajadores quienes nos comentan su rutina por la mañana.


Manuel Cahuana, vendedor de pescado, se levanta a las 4:30 a.m. y mientras se alista, se hacen las 5 de la mañana para así luego emprender su viaje al mercado en busca de pescado para su negocio. “Claro que nos levantamos temprano, en este país aquí la cosa es más trabajosa, yo me levanto temprano y duro todo el día aquí hasta las 5 o 6 de la tarde”.

Foto: Fabiana Duque


Así como Manuel, también está Carlos Padilla, vendedor de verduras y frutas. Con un tono juguetón, Carlos expresa que “Yo me levanto tarde, me levanto a las 3:00 a.m. y mientras que salgo y eso, se hacen las 4:30 para ir a comprar allá abajo la fruta que es la que traigo para el negocio. Yo la verdad soy nuevo en esto, el 12 de febrero cumplí 49 años de trabajar aquí”. Con su negocio, Carlos ha logrado sacar a adelante a sus 4 hijos en el que hoy en día todos son profesionales y afirma que pese a que él tiene sus ingresos aparte, él sigue asistiendo a su puesto de frutas porque sabe que ofrece lo mejor a su clientela y está orgulloso de eso.

Foto: Diego Saavedra


Por otro lado en esta cuadra de mercaderes, Everlis Zuñiga y Betzabe Araque, cocineras de una chaza llamada ‘El Cone’, manifiestan que las dos se despiertan a las 4:30 de la mañana. Everlis se despierta a esa hora para atender a su hijo y dejar las cosas del hogar listas, y seguidamente llegar a las 6:30 para empezar a preparar los almuerzos que se venderán en su trabajo. Asimismo, Betzabe se despierta para dejar la casa lista e ir a trabajar a las 5:30 a.m. y señala que “Aquí de lunes a domingo siempre es la misma rutina, se empieza a cortar las verduras y se hace el arroz para la sopa de pescado. Unos días toca arroz de coco o arroz de lisa, por eso es que llegamos temprano para poder tener todo listo a las 12:00 p.m. y de aquí nos vamos tipo 4:30 a 5:00 de la tarde ya que tenemos que dejar todo limpio y cerrar”.

Foto: Diego Saavedra


Everlis menciona que no es cierto que los colombianos seamos flojos y que esta estadística lanzada corrobora de que no es así. Con estos testimonios de cada trabajador del mercado, se confirma que son ellos los que día a día madrugan por salir adelante pese a la adversidad y que contribuyen al crecimiento económico de un país agrícola como lo es Colombia.

Comments


bottom of page