El Pelo Churrusco: Identidad , resistencia y liberta' negra.

Bloggero invitado: Leonardo Contreras

Docente etnoeducador, gestor social, poeta, columnista y algún día escritor. Nacido y criado en María La Baja, Bolívar. Un pueblo con gente trabajadora, con un calor humano único, que hace sentir al extranjero en casa, de negros y negras que, a pesar de haber sido víctimas del conflicto armado, nunca hemos perdido la esperanza, gente bullerenguera y un sin número de manifestaciones culturales hasta la cacha, con una rica variedad y extenso menú ancestral de comidas tradicionales.


Bienvenido a esta pequeña y a la vez grandiosa columna, espero ser claro, aportar un poco de conocimiento, espero le sea útil en algún momento de su vida. Comenzaré explicando que el pelo churrusco, es la connotación que le damos nosotros en la costa al cabello natural de nosotros los negros y negras. Otras veces le dicen; bolita de mierda de chivo, avispero y muchos más sobrenombres que se le pueda apodar.


- ¡Verte el pelo churrusco, maluco, feo y malo!

- ¡Motílate, pareces un loco con ese poco de pelo!

- ¡Mucho pelo maluco!

- ¡Verte el pelo ese, parece un brillo tiznao!


Mientras camino con mi pelo churrusco, son las frases que escucho a diario y ni mencionar las miradas de las personas que quizás no se atreven a decirme nada, pero su actitud frente a mi cabello, no es la más agradable.

Hablar del pelo CHURRUSCO, como UN SÍMBOLO DE IDENTIDAD, RESISTENCIA Y LIBERTA NEGRA es un tema que desde hace mucho tiempo me apasiona y me identifica, de cómo la reivindicación de este se ha convertido en un fenómeno cultural muy popular. Como docente etnoeducador que constantemente está pensando en trabajar por el fortalecimiento de la identidad negra, de empoderar, crear espacios de diálogos, basados en el respeto y el reconocimiento de las características naturales de nuestros cuerpos.





Además, brindar herramientas donde una persona negra que no se sienta identificada con su cabello, lo pueda hacer. Autoreconocernos y vivir orgulloso de cada rasgo natural de nuestros cuerpos.

Hablar del pelo churrusco es comprender que su aceptación social no ha sido regalada, sino más bien luchada. Y, sobre todo, es triste saber que en la actualidad hay personas negras que aún lo estigmatizan. Pese a eso, hay que reconocer la valentía de quienes día a día, salen a la calle sin miedo a ser juzgados, desafiando los cánones de belleza anteriormente establecidos, con sus cabellos al natural y sus raíces intactas.

Los antecedentes históricos caracterizan y complejizan la situación. Los estándares de belleza eurocéntricos las han afectado como sujetos sociales, políticos y como mujeres en función de la sociedad donde se han desenvuelto. El cabello ha sido un rasgo problematizado y ha generado la frase: “ese pelo liso es bueno” y el “pelo churrusco es malo”.

Los discursos sobre la belleza han reproducido y sustentado la idea de que hay algo dañado en el cabello de las personas negras que es defectuoso e imperfecto. Muchas mujeres y hombres han creado la necesidad de tener un “buen cabello”, entendido como aquel que es liso, largo, lo anterior sin importar el costo, incluso de su salud. Además, identidad y los afectos; se aborda el cabello como un capital racial, lo que implica el cabello como estética antirracista y las autopercepciones estéticas de las participantes.



“La relación que existe entre los medios de comunicación, la tecnología, los ideales de belleza y la sociedad es compleja” (Pindado, 2005; Muhammad y McArthur, 2015). “El hecho de que en la experiencia de las mujeres negras se encuentren dos sistemas de opresión prevalentes como lo son etnia y género hacen que el lugar que ocupa la mujer negra, teóricamente, ofrezca una perspectiva interesante para aproximarnos a diferentes problemas sociales, de esta misma forma afecta la manera en que ellas experimentan el mundo y construyen conocimientos” (Collins, 2000). Por lo que la forma de interpretar los comerciales o percibir a otras mujeres dentro de los más media las ayuda construir un marco de referencia respecto a sus propios cuerpos y las formas como deben verse. “Vivimos en una sociedad en que lo bello es lo blanco” (Contreras L. 2020).

Muchas mujeres negras optan por alisarse el pelo para verse hermosas, aceptadas por un sector de la sociedad. Hay algo de verdad en eso, sin duda, pero también es una construcción mental a la que nos vemos arrastrados por el entorno, la publicidad, el cine, los medios, etc.

Un día en un taller de identidad, escuche que las mujeres esclavizadas, cuando se escapaban de los españoles, guardaban semillas en sus cabellos, tejían las rutas o caminos para no perderse en las selvas, guardaban pedazos de oro dentro del cabello, muchas mujeres y hombres estiramos el cabello porque de alguna u otra forma nos han hecho creer que el “cabello churrusco es feo”, “es muy apretado” y cuan defecto se le ha colocado con el pasar del tiempo.



Este escrito buscar revindicar y aportar al auto reconocimiento étnico de nosotros los negros. Romper los paradigmas raciales que contiene nuestro pelo churrusco.

Mi postura en este escrito está atravesado por mi experiencia de ser un hombre negro de María La Baja; al mismo tiempo por mis privilegios al tener acceso a la educación superior, a la lectura crítica, pertenecer a un estrato medio y tener una textura de pelo churrusco, es decir, un cabello que a la vista parece “un parasco de avispas africanas o un poco de mojón de chivo” y es difícil de peinar. Y que, por medio de un proceso de aceptación, rompiendo los esquemas y patrones de bellezas establecidos por los europeos y ser auténticamente negro.

¡Llegó el momento de reivindicarnos, aceptarnos tal cual cómo somos y dejar de oprimir a nuestro semejante porque simplemente tiene su cabello natural, hay que reflexionar y a la vez romper con los estereotipados de belleza europea establecida y muchas veces impuesta! Llego el momento de sentirnos plenamente negros, vivir libre de complejos, andar orgullosos con nuestros cabellos naturalmente e ir erradicando cualquier forma de racismo...



Contacto:

Leonardo Jose Contreras Rocha.

Docente etnoeducador, gestor social, poeta, columnista y algún día escritor.

Correo: Leonardocontrerasrocha@outlook.es

Celular y whatsApp: 3015279392.