El Papa Francisco en la Cartagena anónima



Cortesía del comité organizador de la visita Papal.

El Papa llegó hasta el barrio San Francisco.

A las 10 de la mañana bajó el Papa Francisco del avión que llegó desde Bogotá, donde el sumo pontífice pasó su última noche en Colombia.

En el aeropuerto Rafael Núñez de Cartagena, fue recibido por autoridades locales, un grupo de jóvenes y con un acto liderado por un grupo de danzantes que a ritmo de cumbia, deleitaron al Papa.

El Papa salió en un vehículo donde iba como copiloto, saludando a las personas a las afueras del aeropuerto, donde posteriormente se subió al Papa móvil para llegar hasta el barrio San Francisco.

Allí, fue recibido por una multitud que ansiaba su llegada. El Papa oró sentado y en silencio por la comunidad de San Francisco y además bendijo las placas de la obra de viviendas que estará al servicio de habitantes de la calle.

Así mismo, durante el tiempo que el Papa estuvo en el barrio, conoció y oró por la iniciativa Talitha Qum, a través de la cual se trabaja en favor de mujeres afectadas por la violencia y explotación sexual.

Culminado el acto, el Papa se despidió de la población de San Francisco y salió rumbo a su Papá móvil hasta la casa de Lorenza, una mujer que ayuda a los niños más necesitados del barrio San Francisco.

Ahí llegó luego de un leve percance en el que se golpeó la ceja y el pómulo izquierdo con el Papa móvil, pero que fue curado en medio de la visita a Lorenza, la única visita a una vivienda, que realizó Francisco dentro de su agenda en Colombia.

Finalmente, culminado este espacio, el Papa siguió en el Papa móvil hasta la Iglesia San Pedro Claver donde realizó el Angelus que habitualmente realiza desde el Vaticano en Roma.

En medio de la oración, pidió por lo países de Latinoamérica y de manera especial por Venezuela. Su santidad finalizó diciendo “No olviden orar por mí y ahora en un minuto de silencio oren y metan en sus corazones a cada una de esas personas que no nos quieren”.

Finalizado el Angelus entró a la Iglesia para tener un momento de oración frente a las reliquias de San Pedro Claver, defensor de los esclavos en Cartagena.

El Papa se dirigió hasta la morada donde descansará, antes de su última actividad en la misa campal de Contecar a la que llegará en helicóptero, desde el cual bendecirá la virgen de la Bahía antes de aterrizar en la zona de Mamonal.


© 2019 por Stella Marketing