El hogar de paso que resguarda de la sequía fauna de la Ciénaga de Santa Marta

Sede del Santuario de Flora y Fauna Ciénaga Grande de Santa Marta se ha convertido en hogar de paso de fauna silvestre que buscan refrescarse.


Fotografía: Parques Nacionales de Colombia.



Según comunicado de Parques Naturales de Colombia, en época de sequía el agua de la ciénega aumenta su salinidad, lo que motiva a las aves, zorros y varios reptiles como iguanas, babillas, caimanes, boas y tortugas a emprender la búsqueda de agua mas fresca, encontrándose con el humedal, que forma parte del Delta del Magdalena, donde confluyen el Mar Caribe, el Río Magdalena, la Sierra Nevada de Santa Marta.


En esta región se encuentra el Santuario de Flora y Fauna Ciénaga Grande de Santa Marta, donde sus guardaparques aseguran que en la temporada de sequía es muy común ver fauna silvestre en las sedes del Santuario. Esta microrregión se ubica en jurisdicción de los municipios de Pueblo Viejo, Sitio Nuevo, Remolino, Pivijay y El Retén del Departamento del Magdalena y cuenta con ecosistemas de manglar, más de 100 ciénagas, ríos, caños y áreas pantanosas.






Durante esta cuarentena, la sede operativa llamada Agua Viva se ha convertido en el hogar de paso de varias especies, entre las que se encuentra un mapache cangrejero (Procyon cancrivorus), quien llegó con sus crías en busca de agua potable y fue atendida de manera inmediata por los guardaparques.


Es de resaltar que el Santuario de Flora y Fauna Ciénaga Grande de Santa Marta, brinda servicios ecosistémicos como la regulación climática e hídrica, la acumulación de sedimentos y es sala cuna de peces y otras especies.


Mapache Cagrejero





La principal característica del mapache cangrejero o también conocido como zorra manglera, es su cara blancuzca con un antifaz negro sobre los ojos y cola negra con anillos blanco-amarillentos. Esta especie tiene hábito solitario y terrestre, es un buen trepador y se alimenta principalmente de cangrejos, camarones, peces, aves pequeñas, caracoles, insectos, tortugas y ranas. También se nutre de varias especies de flora, por lo que se le considera frugívora-omnívora con hábitos oportunistas; además presenta patrones de actividad diurno y nocturno, horarios en la que se ha avistado en la sede del área protegida.