"El Hermano Menor": El reality indígena que tiene como desafío la conexión ancestral

El primer episodio del reality “El Hermano Menor” que se estrenará el 25 de junio a las 9 pm por el canal regional Telecaribe, fue socializado con la comunidad donde se grabó, en el pueblo Gunmaku.

Damian Torres, indígena arhuaco de la comunidad.

Fotografía: Natalie Berdugo


A dos horas de la mágica Aracataca, convive el primer resguardo indígena que hace parte de una de las entradas de la Sierra Nevada de Santa Marta desde el departamento del Magdalena, el pueblo Gunmaku. Aquí conviven diferentes etnias del territorio ancestral y fue aquí también donde varias parejas provenientes de las ciudades de diferentes departamentos del Caribe, aceptaron el reto de convivir tal cual como lo hacen los "Hermanos mayores"


“Con el reality El Hermano Menor, Telecaribe busca generar conciencia a través de las enseñanzas de los Hermanos Mayores, los arhuacos. Asegura Lee Morales, productora del reality.

Fotografía: Natalie Berdugo


Usar los sentidos para conectar con el camino espiritual, respetar la madre tierra y ser conscientes de los 4 elementos, son algunos de los retos que los participantes se enfrentaron desde su perspectiva como "seres citadinos" y quienes debieron desconectar su mente practica y conectarse con la magia y respeto por la naturaleza.


La autoridad indígena escogida para dirigir los desafíos fueron los mamos de la etnia arhuaca y la escogida para conducir este programa, fue a la ex reina del Carnaval, Giselle Lacouture .


Fotografía: Natalie Berdugo

Además de observar los dos primeros capítulos de esta serie, la comunidad realizó un mural con la guía de la artista Ami Cardenas, quien dirigió con mas artistas los diseños de la actividad artistica, escogiendo la figura que representa a el águila en la simbología arhuaca y las cuales se plasmaron unas de paredes de las sedes del colegio del pueblo.

“Estas figuras conecta con ellos y conecta con su cultura, ya de hecho el espacio es occidental y pintarlo así permite que conecte más con su cultura”

Los mamos afirman que su interés por ser parte del reality estaba ligado a la oportunidad de cumplir responsabilidad como "hermanos mayores" de comunicar los saberes que ha existido por milenios y hace parte de un territorio ancestral, que tiene como fin mantener un equilibrio con la tierra


Fotografía: Natalie Berdugo

“La madre tierra no nos pertenece, nosotros somos parte de ella” comentó uno de los líderes de la comunidad.

Las parejas convivieron con esta comunidad dentro de las viviendas hechas de adobe, palmas de iraca y fueron parte de las actividades cotidianas de la comunidad indígena propias del campo.


“Fue una experiencia más para los demás y de mi porque es la primera que yo salgo televisión, entonces una experiencia muy chévere.” Comentó Damian, un joven arhuaco que hizo parte de los lideres del reality

La comunidad de Gunmako es un pueblo construido en el 2007 con apoyo del Gobierno Nacional, conformándose actualmente por 400 personas y reúne las diferentes etnias que constituyen los resguardos de esta parte de la Sierra Nevada. En este la educación se desarrolla en el colegio tipo internado y que alberga estudiantes pertenecientes de las comunidades que viven más arriba en la montaña y a quienes en algunos, les tomaría casos 3 días para poder llegar al colegio.