top of page

“El frito me ayudó a salir adelante”

En una de las zonas más transitadas del barrio El Recreo, un Jesús sobre la calle 61 lleva 14 años vendiendo fritos.

Foto: Fabiana Duque


Un hombre humilde y trabajador, ese es Jesus Martínez. En el negocio de fritos lleva 24 años en el que recorría diferentes barrios de Barranquilla tales como San Isidro cerca al ‘Cari Mental’ y debido a la inseguridad del sector, se reubicó.


“Tengo un gran producto y el frito me ha dado para tener mi casita, darle estudios a mi hijos y para tener todas mis cositas” expresó Jesus. Además, él destaca que él se quedó en El Recreo porque es una buena ubicación y consiguió el punto en la tienda ‘Merca Pan’ por mérito a su difunto hijo.


Martínez empieza su rutina a las cuatro de la mañana preparando todos los suplementos que utiliza para sus fritos. Dura toda la mañana realizando los quehaceres para así luego ir a su lugar de trabajo a las tres de la tarde y empezar a vender al público hasta que se acaben los fritos.

Foto: Fabiana Duque


Jesús añade que para un día hace entre 200 a 250 fritos y se vende todas las arepas de huevo y de dulce, empanadas de pollo y carne, entre otras. Él orgulloso de su negocio, está agradecido por todo lo que esté le ha otorgado y espera que este le siga permitiendo salir adelante como lo ha estado haciendo en estos últimos 24 años.

Comments


bottom of page