“El dengue es un tema de todos”: Alexander Moscoso

El secretario Distrital de Salud afirmó que la fumigación es una medida que ayuda pero la medida final depende de todos los ciudadanos.

Secretario Distrital de Salud, Alexander Moscoso.


Por: Aldira Chamorro Ojeda


Juan Pablo Serrano Cassiani, un menor de 9 años que residía en el barrio Hipódromo de Soledad, se convirtió en la primera víctima del dengue en el 2020. Las autoridades hacen seguimiento a otros casos con la sintomatología de la enfermedad, procedentes de municipios del departamento y que son atendidos en centros hospitalarios de Barranquilla.

Ante esta situación, el secretario Distrital de Salud, Alexander Moscoso, hizo un llamado a la ciudadanía para que todos se sumen a los controles que se deben tener en los hogares, los colegios, los sitios de trabajo y entornos comunes, con el propósito de mantenerlos libres de residuos de aguas limpias, que son el foco de reproducción del mosquito Aedes aegypti, transmisor de la enfermedad viral.


“En los últimos 12 años, en Barranquilla se ha hecho un trabajo ejemplar y se han logrado muy buenos resultados, no obstante, es un trabajo que debemos seguir haciendo entre todos, hay que eliminar los residuos de aguas limpias porque la fumigación es un proceso complementario que se realiza cuando hay una infestación muy alta”, dijo el funcionario.


Explicó que en muchas ocasiones se observa que cuando se fumiga, a simple vista no se ven los mosquitos que no mueren porque están escondidos en sitios como cortinas y sábanas.


“Estos mosquitos, en muy pocas horas, estarán depositando nuevos huevos en depósitos de aguas limpias y nos lleva a una situación cíclica de infestación de este transmisor del dengue”, sostuvo Moscoso.

Destacó que la fumigación es una medida que ayuda pero la medida final depende de todos los ciudadanos. La Secretaría de Salud continuará realizando los procesos de vigilancia y reporte para evitar impactos negativos del dengue en la ciudad.


Acciones del Ministerio de Salud


El Ministerio de Salud adelanta una campaña para ‘cortarle las alas al dengue’ e informar a la ciudadanía sobre esta enfermedad. El conocimiento es fundamental para tener conciencia de los riesgos y tomar medidas preventivas, por ello, en Región Caribe compartimos con nuestros lectores estos interesantes datos, definidos por la cartera ministerial.


¿Qué es el dengue y cómo se transmite?


Es una enfermedad viral aguda que puede afectar a personas de cualquier edad, especialmente niños y adultos mayores, causada por un virus transmitido a través de la picadura de mosquitos infectados (Aedes aegypti).


Los mosquitos del dengue se presentan en zonas urbanas con altitudes inferiores a 2200 metros sobre el nivel del mar, ponen sus huevos en depósitos de agua limpia como albercas, floreros de plantas acuáticas, llantas, baldes de agua y cualquier recipiente que está a la intemperie y que puede almacenar agua.


¿Cuáles son los síntomas?


Fiebre intensa y constante, dolor en los huesos, dolor de cabeza, dolores en las articulaciones, pérdida del apetito, dolor detrás de los ojos; cambios en el estado mental como irritabilidad y mayor somnolencia; sangrado de mucosas (encías, nariz, vagina); dolor abdominal intenso y continuo, vómitos persistentes y moretones en la piel.


¿Qué hacer en caso de tener los síntomas?


No auto medicarse, ingerir abundante líquido y acudir inmediatamente a la institución de salud.


​​​​Recomendaciones preventivas para la comunidad


Evitar los depósitos de agua que sirven de criadero para disminuir la reproducción de los mosquitos. Para esto se debe:

-Cambiar frecuentemente el agua de los bebederos de animales y de los floreros.

-Tapar los recipientes con agua, eliminar la basura acumulada en patios y áreas al aire libre, eliminar llantas o almacenamiento en sitios cerrados.

-Utilizar repelentes en las áreas del cuerpo que están descubiertas

-Usar camisas de manga larga y pantalones largos

-Usar mosquiteros o toldillos en las camas, sobre todo cuando hay pacientes enfermos para evitar que infecten nuevos mosquitos o en los lugares donde duermen los niños.

-Lavar y cepillar tanques y albercas

-Perforar las llantas ubicadas en los parques infantiles que pueden contener aguas estancadas en episodios de lluvia.

-Rellenar con tierra tanques sépticos en desuso, desagües y letrinas abandonadas.

-Recoger basuras y residuos sólidos en predios y lotes baldíos, mantener el patio limpio y participar en jornadas de recolección de inservibles con actividades comunitarias e intersectoriales.