• Ángela Pertuz López

El caimán que se fue a San Andrés y Providencia regresa a casa, la Ciénaga Grande de Santa Marta

El ejemplar navegó, aproximadamente, por un año al recorrer un estimado de 700 kilómetros desde su hogar natural en el Magdalena hasta las islas.

Fotografía: CORPAMAG

Esta vez el caimán no se vino para Barranquilla, sino que, llevado por el mar Caribe fue a dar hasta la Isla de San Andrés y Providencia, lugar donde fue rescatado; y hoy 20 de noviembre es traído de vuelta a la ciénaga Grande se Santa Marta.


El caimán abuja con 18 años mide aproximadamente 2,04 metros de largo, fue encontrado en el 2018 y desde el mes agosto es supervisado y cuidado por el personal de veterinarios y biólogos del Centro de Atención de Fauna de CORPAMAG; y solo regresará a casa con un dispositivo de telemetría satelital, el cual facilitará su monitoreo para el seguimiento y registro de datos de todos sus movimientos, profundidad y desplazamiento por la ciénaga y sus caños.

Fotografía: CORPAMAG
“Es de suma importancia la liberación de este caimán aguja en el área del complejo lagunar, por el papel relevante que juega esta especie en la dinámica de la Ciénaga y nos motiva a continuar con los proyectos de recuperación hidráulica y ambiental para llevar agua dulce al Sistema, ya que estamos además contribuyendo con la protección de la biodiversidad y de su hábitat” Carlos Francisco Díaz Granados Martínez, Director de la Corporación Autónoma Regional del Magdalena, CORPAMAG

Y es que, los caimanes son los guardianes y reyes de todas las ciénagas y ríos que bajan y bordean la Sierra Nevada Santa Marta. Su función en el ecosistema acuático solo se compara con el rol que desarrolla un ingeniero, pues modifican su ambiente con la dinámica de sus movimientos, abriendo túneles, construyendo cuevas que se convierten en reservorios de agua en temporada seca y a su vez son refugios de muchos otros animales, cumpliendo así un papel vital en el mantenimiento natural de la conexión hídrica entre los cuerpos de agua.


Así mismo, el Caimán es depredador tope de estos ambientes acuáticos, al realizar un importante rol en el control biológico a los animales enfermos, evitando así la propagación de enfermedades que pueden provocar mortandades de peces y otras afectaciones


Según comunicó CORPAMAG, actualmente es llevada agua dulce al complejo lagunar de la Ciénaga Grande de Santa Marta a través de obras de recuperación hidráulica y ambiental en diferentes caños y cuerpos de agua. Trabajos que permiten la recuperación del bosque de manglar y la protección de la biodiversidad que allí habita.