Educación de calidad: reto más importante de la región Caribe

En foro de Casa Grande Caribe y Ciudad Caribe 2019 se evidenció que persiste brecha educativa en esta región del país.

Desarrollo del foro en el coliseo Los Fundadores de la Universidad del Norte

Por: Aldira Chamorro Ojeda

La educación de calidad como el reto más importante que deben asumir los dirigentes de esta sección del país, fue una de las grandes conclusiones del primer eje desarrollado durante el foro Casa Grande Caribe y Ciudad Caribe 2019: Unidos por el desarrollo del Caribe colombiano, que se realiza hoy en el coliseo Los Fundadores de la Universidad del Norte

Expertos en la materia presentaron estudios e investigaciones que demuestran el rezago en el que aún se encuentra el sistema educativo en este territorio.

El rector de la Universidad del Norte, Adolfo Meisel, explicó que para una educación de calidad se requiere: buenos alumnos, buenos docentes y una infraestructura adecuada.

Esto lleva a discernir que el nivel de formación de los docentes es determinante para garantizar ese componente principal que requiere una educación de calidad.

En este aspecto, los indicadores muestran que, a excepción de Sucre y Córdoba, la formación de pregrado de los docentes está por debajo del 30 %. Córdoba se encuentra en el 30 % y Sucre está en el 40 %.

María' Teresa Ramírez, investigadora del Banco de la República, manifestó que las personas que viven en regiones donde la calidad de la educación es menor, tienen menos probabilidades de ingresar a universidades de mayor calidad.

"Esto se traduce en menores posibilidades de acceso a un trabajo bien remunerado, por lo tanto obtendrán menores ingresos y la brecha se seguirá ampliando", sostuvo Ramírez.

Más estadísticas

Otra de las estadísticas preocupantes es que entre 2015 y 2017, la región Caribe registró un 32 % de sus estudiantes de bachillerato en colegios categoría D, que es la última categoría del sistema educativo colombiano.

Las investigadoras del Banco de la República, Diana Ricciuli y Andrea Otero, ratificaron que Riohacha, Valledupar y Santa Marta, son las ciudades de la costa Caribe que presentan menos avances en superación de pobreza y calidad educativa.

Los alcaldes, gobernadores, concejales y diputados recién electos tienen una tarea prioritaria, cuando asuman sus funciones: gestionar la calidad educativa que tanto necesita la región Caribe para comenzar a cambiar la historia de nuestros jóvenes, para que puedan formaese con visión, capacidades y habilidades que les permita ser emprendedores, asumir retos y jalonar desarrollo para esta sección del país.