Duelo en el fin de año: ¿Cómo enfrentar esta fecha tras la pérdida de seres queridos?

Es importante estar alertas ante síntomas de depresión que necesiten tratamiento por parte de un profesional.

El mes de diciembre siempre se ha caracterizado por ser una época llena de paz y esperanza. Sin embargo, este 2020 en medio de la pandemia de la Covid-19 las celebraciones han estado muy limitadas y ahora que se acerca la fecha de fin de año, la nostalgia y tristeza se apoderan de muchas personas que lastimosamente perdieron familiares y seres queridos.


Afrontar el duelo de alguien que amamos nunca ha sido fácil, y debido a las restricciones a causa de la emergencia sanitaria este año el escenario ha sido más complicado, pues las personas no han podido despedirse de una manera cercana, sino que por el contrario han debido vivir este momento desde casa y lejos de su familia. Todos estos factores influyen en que estas fechas festivas de diciembre, puedan generar sentimientos de depresión y estrés a los que se hace necesario darles atención.


En dialogo con Sugey Maturana, psicóloga de profesión y actualmente Directora de Bienestar Laboral de la Universidad de la Costa (CUC), nos explica que cuando la muerte es previsible y se tiene conciencia de que un familiar tiene una enfermedad y puede partir en cualquier momento hay un proceso de preparación emocional y psicológica.


Sin embargo, la pandemia nos ha expuesto a que de una manera repentina y sin control alguno, la personas de nuestro núcleo familiar han tenido que irse, y esto nos expone a una situación denominada desde la psicología "muerte de tipo traumático", que trae afectaciones emocionales a esas personas que han tenido pérdidas en este año tan difícil y que están asociadas a un proceso de síntomas que afectan la tranquilidad y la convivencia habitual con su entorno.


"Las personas pueden experimentar síntomas de un estrés postraumático, recuerdos repentinos, sensación de conmoción, de crisis, de intenso dolor, trastornos del sueño e incluso incapacidad para conectar la realidad consigo mismo. También pueden haber efectos de disociación, falta de recuerdos referentes a la pérdida, sensación de embotamiento y de ansiedad".

Esto señala la psicóloga en dialogo con #REGIONCARIBEORG, añadiendo que hay unos componentes que generan mayor dolor en la pérdida, como lo son la imposibilidad de estar con esa persona al momento de su partida, el no contar con una red de apoyo físicamente, recibir la noticia a través de una llamada y por supuesto no haber podido ver el cuerpo para despedirse sanamente. Todos estos factores generan un estrés emocional y altos índices de ansiedad sobre todo para esta fecha de cierre de año.


¿Cuándo se necesita ayuda profesional?


En cuanto al proceso de duelo, Maturana, explica que en es normal sentir rabia, frustración y hasta culpa por una perdida, pero es importante permitirse experimentar estos sentimientos y manifestarlos, porque sino van a quedar anclados y se van a convertir en una ira profunda que puede convertirse en situaciones patológicas.


Indica que hay ciertos signos de alarmas a los que podemos estar atentos en cuanto a los familiares que nos rodean y sabemos que están atravesando un duelo, para a partir de esto detectar si se hace necesario que reciban acompañamiento por parte de un profesional en salud mental.


"Cuando ya vemos que los recuerdos recurrentes están afectando la realidad y el proceso adaptativo de las personas, cuando vemos que están presentando trastornos del sueño diario, cuando se están generando situaciones de terror para salir, angustia excesiva para poder enfrentar las situaciones cotidianas de la vida, cuando hay manifestaciones fuera de un período habitual y estamos anclados en un solo tipo de emoción, tenemos que entender que es importante buscar un proceso terapéutico".

La psicóloga afirma que en estos casos siempre va a ser recomendable tener ese acompañamiento profesional y puede ser atención de telemedicina psicológica. Este es un proceso sano que ayuda a sacar y expresar esos sentimientos que permite dar paso a emociones más sanas. Inicialmente se recurre a la negación y a la ira y con el tiempo que se van manifestando y atendiendo, se da paso a un asimilación que llevan a una sana integración la realidad.


Recomendaciones para fin de año


Es cierto que no existe una fórmula mágica o un manual que indique cómo enfrentar esta fecha mientras se vive un duelo, sin embargo, la psicóloga Maturana entrega las siguientes recomendaciones para hacer de este fin de año un poco más llevadero y tranquilo:


  • Importante acompañar no de manera presencial pero si emocional a la persona que ha venido atravesando por un proceso de perdida por covid. La recomendación siempre va a ser rodearse de otras personas de manera virtual a través de teleconferencias con familiares y amigos, usar las redes sociales, para compartir fotos y experiencias con la persona fallecida.

  • Se pueden coordinar rituales en estos momentos de fin de año, escoger una fecha y una hora para hacer un homenaje a la persona que murió. Hacer un proceso espiritual, una lectura, un poema o una oración, de acuerdo a la cultura y creencias de cada familia.

  • Crear recuerdos, una página web o una red donde se recuerde a ese ser querido. Se le pueden pedir a los familiares y amigos que incluyan recuerdos significativos vividos con esa persona.

  • Recurrir a las líneas de ayudas que en estos momento ofrecen las EPS, los grupos de apoyo por teléfono o videoconferencia o hablar con los lideres religiosos de su comunidad.

Es importante considerar que para todos el 2020 ha sido un año completamente diferente, lleno de retos y situaciones que han puesto a prueba todas nuestras capacidades. Ahora, que el 31 de diciembre se acerca y estamos próximos a darle la bienvenida a un nuevo año, es posible que los ánimos de celebrar no se encuentren a flor de piel, pero es bueno que podamos tomar una actitud de agradecimiento por la vida y poder compartir con el núcleo de familiares cercanos, para evitar un fin de año enmarcado en la soledad y tristeza.