Distrito recomienda medidas preventivas ante alerta del IDEAM por temporada de huracanes

La temporada tendrá inicio a partir del 1 de junio y se extenderá hasta el 30 de noviembre.

La Alcaldía de Barranquilla, a través de la Oficina de Gestión del Riesgo, hace un llamado a la ciudadanía a que tomen todas las medidas preventivas necesarias ante la temporada anual de huracanes en el mar Caribe, que de acuerdo al IDEAM, esta próxima a iniciar a partir del 1 de junio y se extenderá hasta el 30 de noviembre de este año.


Desde esta dependencia distrital, se explicó que los efectos de esta temporada pueden manifestarse en fenómenos naturales como tormentas y ondas tropicales, que incidirían en la intensidad y frecuencia de las lluvias, acompañadas de  fuertes vientos, vendavales o tornados, que históricamente se dan entre los meses de agosto y octubre, siendo septiembre el de mayor ocurrencia.


Ante esta alerta, la jefe de la Oficina de Gestión del Riesgo en el Distrito, Ana Saltarín Jiménez, señaló que estarán atentos en medio del período de cuarentena debido a la pandemia del COVID-19, para dar respuesta inmediata ante cualquier emergencia que se pueda presentar por los fenómenos naturales y además invito a los ciudadanos a tener en cuenta las siguientes recomendaciones:


  • Realizar poda preventiva de árboles cercanos a sus viviendas y a redes eléctricas.

  • Efectuar  limpieza y recoger escombros para evitar inundaciones.

  • Asegurar los techos y ventanas de sus viviendas, con ganchos y no con piedras.

  • Limpiar los canales de agua y desagües.

  • Revisar y asegurar el tendido eléctrico susceptible a caídas por  las ráfagas de vientos.

  • No arrojar basuras en los arroyos, porque produce represamiento cuando llueve.

  • Detenerse en sitio seguro si está conduciendo y lo sorprende la lluvia.

  • Mantenerse en sitio seguro si hay tormentas eléctricas, evitando terrazas, zonas al aire libre y árboles.

  • Suspender la ejecución de obras, especialmente en alturas, durante la lluvia. 

  • Retirar los elementos que puedan caer desde los balcones, tales como adornos y  plantas.