Distrito ratifica que Barranquilla superó el primer pico de la pandemia

Gerente de Crisis afirma que las cifras respaldan la reapertura económica gradual, responsable y segura.


De acuerdo con un análisis entregado por la Alcaldía de Barranquilla, a través de la Secretaría Distrital de Salud, se evidenciaron las cifras de fallecidos por COVID-19 y otras patologías en la última semana en la ciudad, en las que se reporta que desde el pasado 10 de agosto los informes del Instituto Nacional de Salud muestran un número por debajo de seis, lo que demostraría que Barranquilla superó el primer pico de la pandemia.


Según los datos nacionales oficiales del Registro Único de Afiliaciones y Fallecimientos - RUAF-, en promedio, en los últimos cinco años, 20 personas fallecen al día por muerte natural, no violenta, en la ciudad de Barranquilla. El promedio mínimo al día está en 16 decesos, y el máximo en 22. 


El gerente de Crisis, Juan Manuel Alvarado, explicó que desde el pasado mes de marzo se ha estado realizando seguimiento a estas cifras y en estos momentos el panorama es alentador, respaldando la reapertura económica gradual, responsable y segura.


"En Barranquilla, en un día normal, fallecen por causas naturales, es decir excluyendo las muertes corrientes entre 14 y 22 personas, indicador que se alteró un poco y alcanzamos el llamado pico entre mediados y finales de junio, durante las últimas 3 semanas nuevamente tuvimos días en donde el indicador se ubicó en este promedio histórico entre 14 y 22, pero fue durante los últimos 7 días que no se presentó exceso de muertes naturales, esto es importante porque nuevamente resalta el momento en que se encuentra la ciudad, podemos decir que logramos superar el primer pico de la pandemia", aseguró el funcionario.


El pasado 1 de junio del presente año, las cifras mostraron que Barranquilla pasó la variable normal, superando con una cifra de 37 decesos ese día los límites históricos, es decir un exceso en el máximo de fallecidos al día registrado en los últimos 5 años. 


El 18 de junio de 2020 se reportó el mayor exceso, superando la cifra de 60 fallecimientos diarios en la ciudad por muertes naturales, no violentas, incluido COVID-19. Sin embargo, desde esa fecha la disminución se ha ido presentando lentamente hasta el 20 de julio, fecha en la que se llegó al promedio de decesos frecuentes en los últimos cinco años para las ciudad.


Desde ese momento y hasta la fecha los fallecimientos mantienen una tendencia a la baja variando entre los límites mínimos y máximos históricos, sin llegar a números tan altos como los que se presentaron en el primer pico de la pandemia en el mes de junio.


A partir del lunes 10 de agosto, la ciudad ha reportado uno estabilidad en la cifra de fallecidos por día por muerte natural, logrando ocho días seguidos hasta la fecha, un reporte sin excesos en la letalidad. 

Entradas Recientes

Ver todo