Distrito despliega plan de control y vigilancia por partido de Selección Colombia

1600 uniformado estarán a cargo de realizar operativos en las cinco localidades de la ciudad y en alrededores del estadio Metropolitano.

Fotografía de archivo


Este viernes a las 6:30 de la tarde rodará el balón en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez, donde las selecciones de Colombia y Venezuela, tendrán su primer partido en el marco de las eliminatorias para llegar al Mundial de fútbol Catar 2022.


Aunque el encuentro se jugará sin espectadores dentro del escenario deportivo, el Distrito desplegó un plan de control y vigilancia que busca evitar las aglomeraciones de público tanto en los alrededores del 'Metro' como en sitios estratégicos donde tradicionalmente los hinchas se reúnen a celebrar. 


En total serán 1.600 policías que realizarán operativos en en las cinco localidades de la ciudad y 40 uniformados garantizarán la seguridad de ambas selecciones, en su movilización en Barranquilla.


Por otra parte, habrán 185 personas del grupo logístico y estarán distribuidos en los diferentes anillos de seguridad, 110 de ellos se ubicarán en la parte externa del estadio.


Así mismo, los inspectores de la Secretaría de Gobierno visitarán todos los establecimientos de comercio tipo bares que cuentan con autorización del Distrito para operar, con el objetivo de verificar el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad establecidos.


Además, otras dependencias del Distrito, como la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana y la Secretaría de Salud tienen dispuestos sus planes para asegurar la tranquilidad pública durante este encuentro.


El escenario en el que Colombia ha clasificado a cinco mundiales de la FIFA, y en el cual se jugarán cinco partidos de la Copa América 2021, está listo pare recibir al combinado patrio esta tarde, con espacios renovados y confortables para los jugadores.


Al respecto, el alcalde Jaime Pumarejo, expresó: "el regreso de la Selección Colombia a Barranquilla, a su casa, se da en momentos en que la ciudad se reactiva no solo deportivamente con un estadio a la altura de los mejores del continente, sino materia económica. Los planes para abrir gradualmente el comercio han sido responsables y eso nos ha permitido avanzar satisfactoriamente. Hoy vemos a una ciudad con ganas de recuperar sectores, pero con responsabilidad en el cuidado de todos".