Distrito declara calamidad pública debido a afectaciones por ola invernal. ¿Qué medidas se tomarán?

Según la Alcaldía Distrital son cerca de 300 las familias que han resultado damnificadas tras las últimas lluvias que se han presentado en la Capital del Atlántico. Los sectores más afectados hasta el momento son Carlos Meisel, La Manga y el barrio Loma Roja.

La comunidad ha manifestado su preocupación frente a esta problemática. Foto: cortesía.

Posterior a una visita por los sectores que más afectados han resultado debido a las fuertes lluvias que han caído sobre la ciudad en los últimos días, el alcalde Jaime Pumarejo Heins anunció la declaratoria de calamidad pública en Barranquilla. Esto, según el Distrito, con el objetivo de atender prioritariamente a las familias que han resultado damnificadas.

En su recorrido, Pumarejo Heins pudo dialogar con las familias afectadas y a raíz de esas conversaciones se pudo establecer que, por el momento, los barrios más afectados son Carlos Meisel, La Manga y Loma Roja, pues es en estos sectores en donde se concentra el mayor número de personas que perdieron sus viviendas debido a deslizamientos de tierras y otras problemáticas. Por ello, la medida se concentra primordialmente en esos tres barrios. De acuerdo con el IDEAM, la situación se presentó por un régimen y frecuencia atípica de lluvias que conllevó a la saturación de los suelos.

El Distrito explicó que, tras la última emergencia, cerca de 300 familias resultaron en calidad de damnificadas, pues las casas de todas estas personas quedaron totalmente derrumbadas. La entidad aseguró, además, que por el momento se está validando el censo por parte de la Oficina Gestión del Riesgo del Distrito, con apoyo de la Defensa Civil y el grupo Ponalsar de la Policía Nacional.

¿Qué significa que se declare calamidad pública?

Al declararse esta problemática como calamidad pública, se procede a la evacuación temporal de las familias y se les lleva a cabo el proceso correspondiente que pueda darles una solución ante esta emergencia. Al declarar calamidad pública el Distrito está obligado a priorizar esta situación ya que, de no hacerlo, las consecuencias podrían ser aún más graves.

La Alcaldía explicó que el paso a seguir es reubicar a las familias y otorgarlos un subsidio de 350 mil pesos al mes, por tres meses, dinero que deberán utilizar para suplir sus necesidades básicas. La decisión La decisión fue tomada en el Consejo Extraordinario de Gestión del Riesgo, que sesionó en la sede del colegio Carlos Meisel.

Por último, el mandatario distrital anunció que, de igual manera, el Distrito también atenderá a los demás sectores que resulten afectados por esta segunda ola invernal y no únicamente los barrios antes mencionados.

Por el momento la ciudadanía seguirá “en ascuas” frente a las posibles catástrofes que podría generar esta nueva temporada de lluvias; por ello, es pertinente acatar las recomendaciones que han sido dictadas por las autoridades ambientales, esto con el fin de evitar que este tipo de situaciones toquen nuestra puerta.