Dificultades para pescadores en Puerto Colombia

Estas personas tienen que pasar un camino de rocas y "soportar olas de 4 metros" para hacer su trabajo.


Los pescadores, que antes pescaban en el muelle de Puerto Colombia, ahora caminan un poco más allá entre las rocas, el agua, cangrejos y peligros para conseguir por lo menos unos pescados


"Es un riesgo total", cómo lo dice Julio Lopera, un viejo pescador. Esta persona junto a los demás de esa profesión tienen que hacer su labor en medio de olas que alcanzan los 4 metros y unas rocas resbaladizas que pueden provocar el peor de los accidentes.


Lopera solo cuenta con un cuchillo, sus pantalones bien puestos y un poco de suerte "para llevar algo a la casa, a pesar que la cosa está dura".



"La pesca está bastante dura. No hay pescado en cantidad como otros años. Aquí uno se rebusca con los chivos y las lanchas que van a pescar allá fuera al Darién, Puntonuevo".


Desde peces medianos hasta "grandesitos" consigue en las orillas de las playas de Puerto Colombia.



"Hay pescado mediando, tronco, pez de gato, chivito. Ahora mismo hay sábalo pegado al muelle de Puerto Colombia".


La falta que hace muelle


Quizá por seguridad, quizá porque conseguían mucho más pescados que ahora, pero eso sí la falta que les hace el muelle de Puerto Colombia es inmensa.


Cómo lo dice José, un joven pescador atrevido que llega hasta punto del muelle inventado entre rocas para conseguir un par de pescados con su nilón y presas encontradas por ahí para cazar los pescados.


"Uno está más seguro en el muelle. Allá no hay piedras que de pronto lo vaya a hacer resbalar a uno y lo golpeen".