Destinos turísticos en el Caribe para Semana Santa


Barranquilla, Santa Marta y Cartagena son los preferidos por nacionales y extranjeros.



El Caribe colombiano es altamente reconocido por sus sitios turísticos y una de las regiones más visitadas en todo el país, así lo aseguró Kimberly Cifuentes, asesora de viajes de la empresa turística Círculo de Viajeros. Entre los destinos más populares se encuentran Cartagena y Santa Marta, ciudades con hermosas playas y gran riqueza histórica y arquitectónica. Asimismo, también Barranquilla se convierte en una de las ciudades más llamativas para los turistas enamorados del arte en todas sus expresiones.


Sin embargo, no solo son estas 3 ciudades los únicos destinos en la Región Caribe, a continuación, mencionaremos algunos lugares que pese a no ser turísticamente reconocidos, son destinos imperdibles para extranjeros y propios.


Mayapo, La Guajira


Las playas de Mayapo están en el corregimiento del mismo nombre, el cual pertenece al municipio de Manaure en La Guajira. Es un hermoso lugar que está a unos 20 minutos de Riohacha y se puede llegar en carro particular, taxi o en un vehículo de una de las cooperativas de transporte, cuyo pasaje cuesta 8 mil pesos.


Igualmente, a través del mar, en lanchas, servicio que presta Nautical Recreations desde Riohacha y que incluye avistamiento de aves, visita a varias playas y a comunidades wayuu, así como diferentes deportes náuticos tanto en el mar como en el río Ranchería.


Archipiélago de San Bernardo


Son 10 islas en las que reina la naturaleza y el encuentro con lo espiritual no es difícil.


En este sitio está el Islote, densamente poblado por pescadores. También está Isla Palma en el que hay un hostal que más que un sitio para pasar la noche se convierte en una reserva natural propicia para el avistamiento de aves, la contemplación de un lago, senderismo por los manglares y buceo para conocer las especies marinas.

Este sitio está pensado para el turista que le fascina recargar energía con el verde de la naturaleza y, precisamente, este lugar está pensado para operar con la energía renovable.


Desde el puerto de Tolú, al que se llega en buses o busetas desde Sincelejo a un precio que oscila entre los 8 y 10 mil pesos, salen a diario lanchas grandes y pequeñas que llevan al turista al archipiélago por unos 50 o 70 mil pesos, incluyendo el almuerzo. Estos son los tradicionales “pasadías” que incluyen entre sus planes un recorrido por varias islas, incluyendo Tintipán y Múcura, famosas por tener playas blancas y aguas cristalinas.


Taironaka


Ubicada en el km 58 de la vía que de la capital del Magdalena conduce a Riohacha, está localizada en lo que fue una antigua ciudad Tairona; los vestigios arqueológicos están allí, dispuestos para el disfrute de los visitantes.


Recorrer los caminos de piedra, las terrazas, escaleras y drenajes, es volver al pasado de esta gran cultura. Sus piezas de alfarería y lítica, pueden observarse en un museo; además, la reserva ofrece programas de senderismo ecológico, actividades en el río e interacción con los indígenas koguis, descendientes de los Taironas.

En la actualidad ese lugar es importante para los Koguis, porque es su sitio de estadía cuando bajan de la Sierra a Santa Marta, por esta razón este tesoro arqueológico se convierte en un punto de conservación de la cultura indígena.


Mompox


“Una muestra depurada de la arquitectura colonial española en el Nuevo Mundo”. Así describe la UNESCO el centro histórico de Mompox, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1995, que es el eje vital alrededor del cual gira el turismo religioso en este destino. Sus calles estrechas, por las que pasan las procesiones de Semana Santa, son testigo de las expresiones religiosas que atrapan a los viajeros.


Todo el tiempo ir a Mompox es un viaje que causa fascinación por cuanto relato se escucha, por sus construcciones añejas y muchas desvencijadas o por las tertulias de intelectuales e historiadores que no paran de discernir sobre el acontecer nacional o la historia del pueblo.

Caminar por las calles y apreciar la arquitectura colonial de sus construcciones, conocer el arte de la filigrana en oro y explorar ciénagas cercanas están entre los planes para los viajeros en Mompox.


Palomino


Palomino es un corregimiento de Dibulla, uno de los municipios del departamento de la Guajira, actualmente es uno de los destinos turísticos colombianos mejor referenciados por medios internacionales por ser un espacio casi virgen, de arena blanca, temperatura media y un oleaje perfecto durante casi todo el año para practicar Surf.


Este destino ofrece planes de relajación, aventura y ecoturismo dependiendo del gusto de los viajeros, pero se ha popularizado especialmente por ser un escenario con todas las características para surfear y practicar otras actividades como el Tubing, que consiste en recorrer, sobre un neumático inflado, el Río Palomino que nace en la Sierra Nevada de Santa Marta y desemboca en el mar Caribe; una experiencia inolvidable que te permitirá apreciar la naturaleza y hasta observar las comunidades indígenas que habitan en la zona.


Cabo de la Vela


Una forma muy interesante de conocer la historia de un país es a través de su historia y sus ancestros, es por eso que tener un acercamiento a las comunidades indígenas como la Wayúu, que habita en el norte del país, puede demostrarle a cualquier visitante los orígenes de la cultura colombiana.


Existen paquetes turísticos ofrecidos por agencias de viajes que facilitan este encuentro entre los turistas con los indígenas del Cabo de la Vela para que los extranjeros tengan un acercamiento al día a día de esta comunidad que posee conocimientos milenarios.