Desde Barranquilla misión médica viajó a Medellín para enfrentar la emergencia sanitaria

El grupo de profesionales está conformado por 21 médicos, enfermeros, auxiliares y terapeutas respiratorios.

Con el objetivo de continuar con su vocación de servicio y seguir salvando vidas en medio de la pandemia de la COVID-19, un grupo de de 21 médicos, enfermeros, auxiliares y terapeutas respiratorios, partieron de Barranquilla hacia la ciudad de Medellín, para ayudar a hacer frente a la emergencia en esta ciudad.


Estos profesionales se llevaron más que los equipos y elementos de dotación necesarios para atender a todo aquel que los necesite. También, llevan consigo la experiencia conseguida en medio de una batalla contra el coronavirus en la primera ciudad del país, de más de 1 millón de habitantes, en alcanzar el pico de la pandemia.


"Nuestro personal de la salud sorteó aquí el momento más duro de la emergencia y cuando las cosas han empezado a calmarse se van a otras ciudades a reivindicar su misión como profesionales, que no es otra que salvar vidas", expresó el alcalde Jaime Pumarejo, agregando lo orgulloso que se siente por la labor humanitara de este primer grupo de profesionales barranquilleros que viaja a Medellín con el único objetivo de poner sus conocimientos al servicio de la gente.


"Nuestros médicos libraron esta batalla en Barranquilla de manera silenciosa, sobre todo en el momento más duro. Fueron muchas noches largas, en las que se privaron de sus familias y hasta expusieron su propia vida. Pero tras esta primera batalla, siguen en pie de lucha. Definitivamente nos hacen sentir muy orgullosos", afirmó Pumarejo.

El grupo de profesionales de la salud que conformaron esta avanzada médica, lograron el viaje gracias a las labores adelantadas por las autoridades de salud regionales, quienes se encargaron de coordinar el traslado en aviones fletados por la EPS SURA, entidad encargada de dirigir esta misión que busca fortalecer la capacidad de atención en las Unidades de Cuidados Intensivos del departamento a causa del virus.


Aunque los últimos reportes en la ciudad de Barranquilla han demostrado una tendencia a la disminución de caso positivos y personas fallecidas por la COVID-19, el alcalde afirmó que "no podemos cantar victoria, porque este es un virus sobre el que aún la ciencia no ha terminado de responder preguntas; pero sí tenemos el deber de ser solidarios con todo el que nos necesite en el país".


En esta misma semana se estarán trasladando otros grupos de profesionales, de acuerdo a lo solicitado por el Ministerio de Salud y de instituciones públicas y privadas del país. Cabe destacar, que no se sacrificará la capacidad de atención en las clínicas y hospitales de la ciudad.


El alcalde Pumarejo, manifestó que "trabajar en alianzas conjuntas es la clave para salir adelante haciendo frente a la emergencia, en el entendido de que salvar vidas no tiene fronteras".