Departamento de Córdoba gestiona presupuesto de más de $146 mil millones para emergencia climática

Son más de seis mil familias cordobesas las que actualmente se encuentran en condición de damnificadas y han lanzado un S.O.S para que su situación sea escuchada y atendida

Así se encuentran casi todas las calles del departamento ribereño. Foto: cortesía

La emergencia en este departamento del Caribe ha sido sin precedentes. 28 de los 30 municipios que tiene Córdoba se han declarado en calamidad pública, es decir, el 84% del territorio se encuentra actualmente en emergencia climática.

Ante el panorama desalentador que enfrena el departamento, el gobernador Orlando Benítez, manifestó que desde la Gobernación de Córdoba se realizó una solicitud ante la Unidad de Gestión del Riesgo para que se les suministren a los damnificados kits de ayudas humanitarias y recursos económicos que serían utilizados para realizar trabajos de reparación, rehabilitación y mitigación en todos los municipios. La suma total del presupuesto solicitado es de 146.744 millones de pesos.

El gobernador afirmó que tres obras ya fueron ejecutadas con esos recursos y ocho más están en proceso. Indicó que objetivo es poder beneficiar a 112 mil personas damnificadas.

“Se han atendido todas las emergencias de todos los municipios afectados y se han entregado 1.390 kits de alimentación, 2.660 más de aseo y otros 2.280 de cocina, 1.069 colchones, 5.100 toldillos, 5.700 frazadas y 70 caballetes de vivienda rural, en una labor conjunta con los coordinadores municipales, cuerpos de socorro de la Defensa Civil, la Cruz Roja y el Cuerpo de Bomberos perteneciente al Sistema Departamental de Gestión del Riesgo”, precisó el funcionario.

Cabe recalcar que uno de los municipios más afectados hasta el momento es Lorica, ya que debido al desbordamiento del río Sinú (el cual se encuentra en inmediaciones del municipio) miles de familias loriqueras se encuentran ahora mismo en “una grave situación”, por ello, el alcalde del municipio Jorge Negrete, hace unos días alzó su voz a través de Twitter para pedirle a la Unidad Nacional Para Gestión de Riesgos que se envíen hasta el municipio todas las ayudas que sean posible.

Por su parte, la Alcaldía de Lorica precisó que ya está en funcionamiento la estación de bombeo en el Malecón del Sinú para comenzar con la evacuación de las aguas estancadas. No obstante, ciudadanos siguen reportando inundaciones en el municipio.

Es importante no olvidar que esta es solo la primera ola invernal de las dos que se espera que atraviese el país actualmente, es por eso que las autoridades de los distintos departamentos de la región Caribe tienen la obligación de crear planes estratégicos que tengan como objetivo mitigar el impacto negativo que puede traer consigo la siguiente emergencia climática.