Decretan calamidad pública en el Magdalena por segunda temporada de lluvias ¿Qué medidas se tomarán?

La Sierra Nevada de Santa Marta y los que asentamientos que bordean las rondas hídricas del río Magdalena son los más críticos en el departamento.

Foto: cortesía Carlos Caicedo


Tras un Consejo Departamental de Gestión y Desastre en medio de la segunda temporada de lluvia que atraviesa el Magdalena, las autoridades decretaron calamidad pública en todo el Magdalena.


Esta decisión fue establecida con el propósito de trazar objetivos puntuales para contrarrestar cualquier emergencia que se pueda presentar en las veredas, corregimientos y municipios del departamento durante los próximos meses, teniendo en cuenta en fenómeno de la niña.

La determinación fue proferida de forma preventiva como estrategia para dar respuesta ante la materialización de escenarios de riesgos que se pueden registrar en los territorios producto de las inundaciones ante las constantes precipitaciones. El objetivo es prever y trabajar coordinadamente para fortalecer las acciones a llevar a cabo, especialmente en los puntos más críticos e identificados como, por ejemplo, los adyacentes a la Sierra Nevada de Santa Marta y los que bordean las rondas hídricas del río Magdalena.

“La estrategia de la calamidad pública es establecer un plan de acción específico que dé respuesta a las necesidades que se han identificado y prevén que la capacidad de respuesta institucional va a ser superada ante estas situaciones. Este plan de contingencia que es lo más valioso de este Consejo Departamental, será abordado por la Oficina de Gestión del Riesgo Departamental, liderada por la Corporación Autónoma Regional; Invias; Ideam y la Secretaría de Infraestructura", informó Jaime Avendaño, jefe de la Oficina para la Gestión del Riesgo de Desastres del Magdalena.


Además, informó el funcionario que "lo que esperamos es tener un paso adelante para establecer acciones que permitan la reducción y los efectos negativos asociados a esta temporada”.


En medio de todos estos trabajos también se realizarán visitas técnicas a los municipios con más riesgos y se le solicitará a Unidad Nacional de Gestión del Riesgo apoyo con maquinaria amarilla y más ayudas humanitarias para los damnificados.