Día Mundial de la Salud Mental. ¿Cuál es la importancia de cuidar nuestros pensamientos?

Desde Región Caribe Org resaltamos la importancia de cuidar, preservar y alimentar nuestra salud mental.

10 de octubre, Día Mundial de la Salud Mental. Foto: cortesía.

A través de los años la salud mental ha dejado de ser un tabú. Décadas atrás, ir a un psicólogo o a un psiquiatra era algo “para locos”. Pues no se veía con buenos ojos a la persona que, por algún motivo, decidía asistir a terapia.

Ya el solo hecho de ir donde un profesional de la salud mental era considerado como algo “preocupante” o fuera de lo normal.

No obstante, gracias a la ciencia y a los avances tecnológicos, el cuidar de la salud mental ha dejado de ser algo “raro”, y más bien ha pasado a tomar relevancia en la sociedad actual. Pues, hoy día la salud mental es un tema del que si se habla y que, afortunadamente, ha tomado relevancia para la convivencia ciudadana.

Pero, ¿qué es como tal la salud mental? Según el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH, por sus siglas en inglés), la salud mental es un componente de sensaciones y emociones que incluyen nuestro bienestar emocional, psicológico y social. La entidad afirmó que una buena salud mental nos sirve para enfrentarnos a las distintas situaciones que se nos presentan, pues esto determina la forma en la que manejamos el estrés, el cómo nos relacionamos con los demás y la toma de decisiones. De igual forma, precisó que la salud mental es relevante en todas las etapas de la vida, desde la niñez hasta la vejez.

¿Cuál es la importancia de cuidar la salud mental?

Es supremamente relevante entender que una buena salud mental nos facilitará la vida en muchos aspectos. Como se mencionó anteriormente, unos pensamientos racionales y en orden serán de utilidad cuando se deban enfrentar momentos estresantes de la vida. De igual forma, servirán para mantener buenas relaciones, contribuir de forma significativa a la sociedad, trabajar productivamente y, claramente, alcanzar todo nuestro potencial.

Es preciso mencionar que no se debe confundir la salud mental con las enfermedades mentales, pues aunque si están muy relacionadas, existen diferencias. La salud mental podemos obtenerla a través de pensamientos positivos, terapia, estudio y con disciplina. Por otro lado, las enfermedades mentales son desequilibrios químicos del cerebro que deben ser tratados, en muchas ocasiones, con medicina (aunque también es posible tratarlos solo con terapia dependiendo la enfermedad y el nivel de la misma).

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), actualmente en el mundo hay más de mil millones de personas que viven con un trastorno mental, siendo la depresión una de los principales. Asimismo, la OMS explica que aproximadamente cada 40 segundos en el mundo alguien muere por suicidio. Por lo anterior la entidad incentiva a los diferentes países a que la salud mental se vuelva “uno de los principales focos” de desarrollo en cuanto a políticas públicas.

La OMS ha hecho énfasis en que la salud metal está entrelazada con estrategias intersectoriales como las intervenciones en la niñez, en la que se atiendan necesidades de salud y nutrición de los más pequeños, o a través de programas dirigidos a poblaciones vulnerables.

En cuanto a Colombia, de acuerdo a la última Encuesta de Salud Mental realizada en el año 2015 por el Ministerio de Salud y Protección Social, alrededor del 52% de los jóvenes que participaron en la encuesta presentaron entre uno o dos síntomas de ansiedad y en cuanto a los que afirmaban que su estado de salud era excelente se encontró un 36% (Entre los 12 y 17 años).

Por otro lado, los ciudadanos de 60 años y más que consideraban que su estado de salud era bueno estaban en un 47,6%, mientras que el 23,8% de la población encuestada perteneciente a este grupo consideraba que su estado de salud era excelente.

Si buscamos datos más actualizados están los realizados por las Estadísticas Vitales (EEVV) del DANE, en donde se indica que antes de que comenzara la contingencia por Covid-19 se presenciaba un aumento exponencial en la tasa de suicidio. Pasó del 5,1 en el año 2005 al 5,7 en el año 2019; sin embargo, la entidad explicó que el aumento vino presentándose desde aproximadamente a partir del 2013.

El presidente de la Asociación Colombiana de Psiquiatría Biológica, Isaac Llanos, explicó que en Colombia, pese a ser un país de mucha pobreza, existe la posibilidad de "preservar" la salud mental por medio de pequeños sacrificios. Según el profesional, hacer cosas como intentar manejar el estrés, evitar el alcohol y las drogas, son tips beneficiosos para no desarrollar enfermedades como depresión o ansiedad (entre otras). Precisó que también es necesario prestar especial atención a nuestros familiares para poder determinar comportamientos fuera de lo normal, ya que son estos en ocasiones advierten que algo anda mal.

“Cuando una persona ya se está aislando, se siente juzgada o abrumada, se afectan todas las áreas de su vida; de allí pues, hay que evitar que no se altere la forma de pensar, la forma de sentir y la forma de actuar”, sostuvo Llanos.

¿Qué está haciendo el Distrito con la salud mental?

La Alcaldía de Barranquilla, a través de su programa ‘Hablemos’, el cual está activo desde el año 2020, ha comenzado a llegar a los sectores más vulnerables de la ciudad para atender a aquellos ciudadanos que sientan que necesitan un espacio para conversar o descartar enfermedades mentales, especialmente los jóvenes, quienes son los que, según el Ideam, cometen más actos de suicidio cada año en el país.

Según la entidad, actualmente más de 60 colegios han sido intervenidos, logrando impactar alrededor de 46.000 jóvenes en universidades, los PASO, los CAMINO, centros comerciales, parques, estadios, entre otros sitios estratégicos.

¿Cómo cuidar nuestros pensamientos y fortalecerlos?

Cuida tu sueño, pues dormir bien es fundamental para desconectar el cerebro, descansar y comenzar un nuevo día de la mejor manera. Date una pausa, ejercita y cuida tu mente, estar siempre alterados o intentando resolver todos los problemas a la vez puede ser muy abrumador. Realiza actividad física, esto es importante tanto para nuestra salud mental como la física, el ejercicio libera sustancias químicas en el cerebro que nos hacen sentir mejor. Realiza actividad mental (bien sea leer, escribir, compartir espacios con amigos o con familia), esto ayudará a disminuir la carga de estrés y sentirnos mejor.